Inicio DESTINOS MEET IN BT & MICE CRACOVIA. El saber ocupa lugar

CRACOVIA. El saber ocupa lugar

TEXTO CARLA ROYO-VILLANOVA
FOTOS C. R.-V. / POLSKA O.T.

Plaza Mayor

Histórica, cosmopolita e innovadora, con una magnífica ubicación en el corazón de Europa, una amplia red de conexiones aéreas y una fascinante oferta cultural y gastronómica, Cracovia se ha convertido en destino de referencia para la celebración de eventos e incentivos de primer nivel. Siempre enérgica y creativa, su animada vida nocturna atrae visitantes de todo el mundo y está en el punto de mira de los grandes acontecimientos empresariales por su enorme potencial acuñado durante siglos.

 

La milenaria historia de Cracovia en la región de Malopolska o Polonia Menor, ha hecho de la ciudad y sus habitantes un testimonio de resistencia. Tuvo asentamientos paleolíticos y en el siglo VI tribus eslavas decidieron disfrutar de las virtudes del Vístula desde la colina de Wawel. Seguramente gracias a la evangelización de San Metodio, Cracovia fue el primer territorio cristiano de Polonia y ya en el siglo XI se levantó la impresionante catedral que domina la ciudad.

El río Vístula, uno de los más largos y salvajes de Europa, favorecía el comercio y el intercambio cultural, enriqueciendo cada vez más la zona. El año 1050 fue pistoletazo de salida para los siguientes siglos de oro de Cracovia, cuando se convirtió en capital de Polonia, Ciudad Real y epicentro de científicos, intelectuales y humanistas de toda Europa. En 1364 se fundó la Academia de Cracovia, primera Universidad de Polonia, que en poco tiempo se convirtió en uno de los centros académicos más importantes del continente. Aquí cursó sus estudios y ejerció la enseñanza Nicolás Copérnico.

El Renacimiento dejó un impresionante legado arquitectónico. En el siglo XVI la corte se trasladó  a Varsovia y después llegarían tiempos de disputas y particiones. Los grandes imperios colindantes anhelaban Polonia y aunque Cracovia pudo contener las trifulcas y mantenerse independiente, finalmente en 1846 Austria la anexionó al Imperio Austrohúngaro hasta la independencia de Polonia en 1918.

El siglo XX tampoco sería un camino de rosas, debido la ocupación nazi y el holocausto que padecieron los judíos y que repercutió en toda la población, una página negra de la historia que fue especialmente terrible en Cracovia. Pese a todo, su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad y sigue siendo una ciudad vibrante, llena de vida, con mucho ambiente universitario y también volcada en sus innumerables encuentros científicos y tecnológicos, así como festivales culturales.

Historia y tradición se suman a la vanguardia de sus modernos centros de congresos y dejan también su impronta en la planta hotelera y en la oferta de restauración. Las infraestructuras específicas para el MICE se complementan con los bellos interiores de museos, palacios y sedes singulares, además de un centro empresarial que aglutina a cerca de 350 compañías internacionales en 1,6 millones de metros cuadrados de sofisticadas oficinas que generan más de 100.000 empleos.

OFERTA MICE

El escenario del turismo de negocios en Cracovia se encuentra marcado por la presencia imponente de sus centros de congresos de vanguardia, que fusionan la modernidad con la rica historia de la ciudad. Uno de los más importantes es ICE Kraków Congress Centre, un coloso multifuncional que domina el centro de la ciudad, con capacidad para 3.400 asistentes distribuidos en diversos espacios, entre ellos el magnífico Auditorio (Hall S1), con capacidad para 1.915 personas; la Sala de Teatro (Hall S2), para 600; y el Chamber Hall, adaptable para 200 o 400 participantes. Desde su vestíbulo acristalado de tres plantas, capaz de acoger hasta 3.200 invitados, se disfrutan las mejores vistas de Cracovia.

A cuatro kilómetros del centro, el Tauron Arena Kraków se presenta como un edificio futurista y el pabellón deportivo más grande de Polonia. Con capacidad para 15.030 espectadores sentados, es perfecto para eventos deportivos, conciertos y ferias. Dispone de zona vip con 28 palcos independientes y dos salas de conferencias con capacidad para 200 personas.

Asimismo, EXPO Kraków, a siete kilómetros de la ciudad, se erige como un importante centro internacional de exposiciones y convenciones. Se trata del espacio ferial más grande de la ciudad, con una extensión de 14.000 m2 que pueden dividirse en espacios más pequeños. Cuenta con muelles y rampas para descarga de mercancías, así como con instalaciones sanitarias y de restauración, además de 700 plazas de aparcamiento.

En una escala más reducida, el centro de conferencias Fabryczna CKF_13 destaca por su diseño vanguardista y elegancia art decó. Con un total de 2.200 m2, alberga cuatro salas de diferentes tamaños y cuenta con un servicio de catering de alta calidad. Es un lugar perfecto para eventos más exclusivos. Además, forma parte de un complejo que incluye el hotel Mercure Krakow, de 4*, restaurantes de cocina polaca, asiática e italiana, un museo y un completo spa.

La riqueza cultural de Cracovia se pone también al servicio de los eventos en sedes como el Art Gallery, el Museo de Arte Japonés, el Museo Polaco de Aviación o el Teatro Juliusz Słowacki, declarado Patrimonio de la Humanidad, que ofrecen una experiencia diferente en entornos históricos. Siendo una ciudad con una dilatada tradición académica, no podía faltar el gran auditorio de la Universidad de Cracovia, con un total de 1.154 butacas.

La amplia oferta hotelera de la ciudad facilita aún más la contratación para grandes convocatorias. En total cuenta con 188 hoteles, de los que 18 están calificados como boutique. Entre los establecimientos con mayor capacidad para eventos se encuentran el DoubleTree by Hilton Krakow Hotel & Convention Center, quizá el mejor dotado de todos, con 16 salas, entre ellas un gran ballroom. También hay que mencionar el Metropolo Krakow by Golden Tulip, con 220 habitaciones y salones para 2.000 invitados. Por su parte, el hotel Saski Krakow Curio Collection by Hilton es una de las novedades de la ciudad por su reciente rehabilitación e incorporación a la cadena norteamericana.

Entre los establecimientos tipo boutique despunta Balthazar Design Hotel, con una ubicación estupenda, en la calle Grodzka, una impecable decoración y un restaurante, el Fiorentina, con varios galardones gastronómicos, un ambiente perfecto para almuerzos de negocios y reuniones privadas en un entorno de lujo.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

La rica historia  de Cracovia invita a los visitantes a explorar sus calles empedradas y descubrir la amalgama de épocas que ha dado forma también a la urbe contemporánea. El punto neurálgico es el imponente castillo de Wawel, emblema de Polonia y uno de los más famosos del mundo, que se yergue majestuoso sobre el río Vístula. Su construcción data del siglo XI y hasta el XVII fue la residencia de los reyes polacos.

Además del Palacio Real, en su interior se encuentra la catedral de Cracovia, que alberga las sepulturas de los monarcas y del mártir San Estanislao, patrón de Polonia. La capilla de Segismundo, un notable ejemplo del primer renacimiento polaco, y la imponente campana del mismo nombre, la más grande de Polonia, añaden un toque histórico a la colina.

La plaza del Mercado, que data de 1257, fue la más extensa del Medievo, el epicentro comercial donde se intercambiaba principalmente sal de la mina de Wieliczka, así como plomo, carbón y cobre. Desde el siglo XIX buena parte de su espacio lo ocupa la llamada Lonja de los Paños, un edificio para ubicar el floreciente comercio textil.

Rodeada de palacetes, la basílica de Santa María, con sus dos imponentes torres, domina la plaza. Desde la más alta se emite el símbolo sonoro de la ciudad y del país, un toque de trompeta llamado hejnał que es característico por su melodía interrumpida. Según la leyenda, una flecha de invasores tártaros impactó en el soldado que la interpretaba para dar la señal de alarma. Desde entonces, los bomberos de la ciudad se turnan para tocarla cada hora, una atracción turística más que a las 12 del mediodía se retransmite por la radio nacional.

Junto a la plaza Mayor, la llamada plaza Menor, o Mały Rynek, ofrece un encanto muy especial. En sus tiempos fue un espacio complementario para la venta de frutas, carnes y pescados. En el mes de agosto aquí se celebra el Festival Pierogi, el evento gastronómico más importante del país. Los pierogi son empanadillas rellenas de carne, queso, patatas o verduras, uno de los platos esenciales de la cocina polaca. Durante dos semanas, más de cien mil visitantes acuden al certamen.

BARRIO JUDÍO

El barrio judío de Cracovia, llamado Kazimierz por Casimiro III, bajo cuyo reinado se construyó, es otra de las zonas más frecuentadas de la ciudad por los turistas. Aquí se instaló esta comunidad desde el siglo XV hasta la II Guerra Civil, cuando fue concentrada en el gueto de Podgorze. En Kazimierz se encuentra la vieja sinagoga, que es ahora museo hebreo, y las de Remuh, Isaac, Tempel o Kupah, además del cementerio o el callejón que Steven Spielberg  inmortalizó en la película La Lista de Schindler. Al otro lado del puente de Bernatka, en la parte del antiguo gheto, se encuentra la farmacia Pod Orlem (“Bajo el Águila”), cuyo dueño ayudó a escapar a miles de judíos. Hoy en día es otra visita obligada.

Hace dos siglos, las murallas que protegían Cracovia fueron derruidas. En su lugar se ubicó el parque Planty, todo un pulmón verde de la ciudad, al que siempre apetece acudir para disfrutar de su tranquilidad entre fuentes, estanques y plantas exóticas, además de monumentos y estatuas de artistas polacos. No en vano, en 2013 fue declarada Ciudad de la Literatura por la Unesco.

Esa tradición cultural también se traduce en los numerosos festivales que se celebran cada año, muchos de ellos de carácter internacional, como Misteria Paschalia, Opera Rara Festival, Off Camera, Krakow Film, Cultura Judía, Conrad o el Unsound Festival, sin olvidar el gran desfile de los Dragones o la Feria de Navidad. Muchas razones para acercarse a la ciudad.

MÁS INFO
Kraków Convention Bureau
convention.krakow.pl

RECOMENDADOS

MINA DE SAL DE WIELICZKA

A tan solo 12 km de Cracovia se encuentra la mina de sal de Wieliczka, una de las más antiguas del mundo. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1978 y es un lugar único en Europa que se adentra en las profundidades de la tierra. Bajando 300 escalones se llega hasta los 130 metros, aunque en total tiene 327.

La explotación de la sal de roca trajo prosperidad a toda la comarca y estuvo funcionando de forma ininterrumpida desde el siglo XIII hasta 1996. En el recorrido por tres de sus nueve plantas se explican los procedimientos de extracción, así como su historia. También se visitan varias capillas con figuras religiosas que los mineros fueron tallando durante siglos.

Especialmente llamativa es la catedral, catalogada como el templo subterráneo más grande de Europa, con sus 21.600 m2. Toda la decoración, desde sus columnas, hasta el altar, las esculturas o los altos y bajo relieves está tallada en la piedra de sal y fue consagrada a Santa Kinga, reina y patrona de los mineros. Su excelente acústica permite la celebración de conciertos de música clásica.

ABADÍA BENEDICTINA DE TYNIEC

A orillas del Vístula y rodeada de frondosos bosques se erige en lo alto de una colina esta majestuosa abadía, levantada por los benedictinos en el año 1044. Se trata de uno de los tesoros religiosos más importantes de Polonia por su esplendor arquitectónico y espiritual y por ser el monasterio más antiguo del país.

La abadía alberga una biblioteca con manuscritos, libros antiguos, textos litúrgicos, obras teológicas y documentación histórica que ha permitido descubrir gran parte del pensamiento y forma de vida de la época medieval. Su claustro es uno de los más grandes y mejor conservados del país.

ZAKOPANE, LA CAPITAL DE LOS CÁRPATOS

A los pies de los montes Tatras, en la cordillera de los Cárpatos, Zakopane es la capital del invierno y la deseada del verano. La práctica de deportes de nieve en sus varias estaciones de esquí, la escalada y el senderismo son los protagonistas, pero no las únicas actividades de la zona.

Especialmente representativa es su arquitectura en madera, un estilo único que imprime un encanto especial a la localidad, un carismático pueblo de montaña como salido de un cuento. Es también importante centro cultural y musical, ya que aquí se instalaron a finales del siglo XIX y principios del XX varios artistas, escritores, músicos y bohemios atraídos por su tranquilidad y el bello entorno.

Zakopane invita al paseo, empezando por calle peatonal de Krupówki, repleta de puestos, mercadillos y tiendas donde comprar curiosidades, recuerdos y productos típicos de la cocina montañesa polaca, como los sabrosos y ahumados quesos oscypek. Destacan también las iglesias inscritas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad por su peculiar estilo arquitectónico gótico, construido en madera.

DOUBLETREE BY HILTON KRAKOW HOTEL & CONVENTION CENTER ****

Un establecimiento moderno y funcional a diez minutos del Tauron Arena y de Expo Cracovia, y a unos 5 km del centro. Sus instalaciones están muy orientadas a la actividad MICE, con un centro de convenciones de 16 salas, entre ellas un gran ballroom de 923 m2. En conjunto pueden acoger a más de 2.000 participantes. Dispone de 232 habitaciones de diez categorías distintas y cuenta también con los servicios del Moonlight Spa.

Dąbska, 5
Tel. +48 12 201 40 00
www.hilton.com

MERCURE KRAKOW STARE MIASTO ****

Frente a la galería Krakowska y la estación de tren, a 15 minutos del centro de la ciudad y de la puerta Florian. Cerca también del ICE Congress Center. Cuenta con 198 habitaciones y suites, así como 6 salas de reuniones, con un aforo máximo de 84 personas. La oferta gastronómica está representada por el restaurante Winestone y cuenta con una amplia zona de aparcamiento bajo el hotel.

Pawia, 18/B
Tel. +48 12 225 11 11
all.accor.com

METROPOLO KRAKOW BY GOLDEN TULIP ****

Concebido en un curioso estilo art déco chino, se encuentra a unos 5 km del centro histórico y dispone de 220 habitaciones, un fitness center y una sauna. El restaurante Yulan ofrece deliciosas especialidades chinas. Cuenta además con varias salas para reuniones y eventos, casi todas con luz natural, con capacidad conjunta para unas 2.000 personas. La mayor de ellas puede acoger a 700 participantes en formato teatro.

Orzechowa, 11
Tel. +48 12 4483636
metropolo-krakow.goldentulip.com

SASKI KRAKOW CURIO COLLECTION BY HILTON *****

En un edificio histórico con dos siglos de antigüedad en el centro y a 15 minutos andando del castillo de Wawel, es una de las novedades de la ciudad tras su remodelación por parte de la cadena norteamericana para su división de lujo Curio Collection.  Ofrece tres salas de eventos, la mayor de ellas de 202 m2 y un total de 117 habitaciones, además de una piscina cubierta y una pequeña zona de spa.

Sławkowska, 3
Tel. +48 12 333 42 70
www.hilton.com

La gastronomía de Cracovia es una mezcla de sabores tradicionales polacos, judíos y alemanes. Sus platos más representativos son las empanadillas llamadas pierogi; el żurek, una sopa agria elaborada con harina de centeno y carne; la zupa pomidorowa, con base de tomate; el schab ze śliwkami, lomo de cerdo relleno de ciruelas; o el estofado de bigos, un guiso de col agria, carne, embutidos, setas y ciruelas secas. Otro imprescindible son las salchichas kielbasa, ahumadas o frescas. Y en repostería, nada como su famosa tarta de queso, sernik krakowski, o el torcik piszyngier, un postre elaborado a base de barquillos de chocolate con un poco de licor. La cerveza Namyslow causa furor y el vodka es el gran espirituoso nacional, con todas sus variantes y combinaciones.

STARA ZAJEZDNIA

Una antigua estación de ferrocarril en el centro de la ciudad ha sido reconvertida en un complejo hostelero con una cervecería, un restaurante dentro de un vagón de tranvía, un jardín de verano con tumbonas y un espacio para eventos, conocido como Old Depot by DeSilva. Además alberga el Museo de Ingeniería Urbana.

Świętego Wawrzyńca, 12
Tel. +48 664 323 988
www.starazajezdniakrakow.pl

WIERZYNEK

Con ocho comedores y capacidad para 200 personas, es otro de los históricos, situado en la plaza del Mercado, con cocina tradicional polaca de alta calidad. En 1364 el comerciante Mikołaj Wierzynek acogió aquí el mayor banquete jamás celebrado hasta entonces para los reyes de Europa. La leyenda, la artesanía, la magnificencia de sus platos y su creativa repostería continúan vivos desde entonces.

Rynek Główny, 15
Tel. +48 695 066 066
www.wierzynek.pl

BOTTIGLIERIA 1881

Reconocido con dos estrellas por la Guía Michelin 2023, se encuentra muy cerca del Museo de la Ingeniería y del barrio judío de Kazimierz. Alta cocina basada en los platos más tradicionales de la gastronomía polaca con ingredientes cuidadosamente seleccionados, de temporada y de proximidad que prestan especial atención a los pequeños proveedores.

St. Bocheska, 5
Tel. + 48 660 661 756
www.1881.com.pl

BIALA ROZA

Especializado en recetas antiguas que se han transmitido de generación en generación, con pasión y compromiso. Utilizando siempre producto estacional de alta calidad y con la más estricta ética agrícola, su chef Łukasz Cichy busca nuevos sabores dentro de la tradición. En 2021 logró el bronce en el Bocuse d’Or Polonia.

Floriana Straszewskiego, 16
Tel. +48 12 421 51 90
restauracjabialaroza.pl