El papel de la innovación en la recuperación del turismo / NATALIA...

El papel de la innovación en la recuperación del turismo / NATALIA BAYONA. Experta Senior de la OMT

Compartir
Natalia Bayona_OMT
Natalia Bayona, experta senior en Innovación, Transformación Digital e Inversiones de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

La pandemia de la covid-19 ha tenido un enorme impacto en el turismo mundial, pero también conocemos la demostrada resiliencia del sector. Después del SARS en 2003 y la crisis financiera del 2009 vivieron años de crecimiento continuo. Esta vez, esperamos que también pueda tomar las riendas de la recuperación global, porque cuenta con el respaldo de los ecosistemas mundiales de innovación y con la labor emprendedora de las startups ligadas a esta industria.

 

Las startups nos permiten tener acceso a nuevos desarrollos en menor tiempo, mientras que la conexión de sus proyectos con inversiones de capital de riesgo nos garantiza su implementación. Este flujo de conocimiento y de inversión es el nuevo paradigma para introducir las últimas tecnologías en los planes de recuperación del turismo, tanto de países como de corporaciones.

Desde la Organización Mundial del Turismo lideramos este proceso con miras a un turismo cada vez más sostenible, accesible e inclusivo. Lejos de considerar el panorama tecnológico como saturado, confiamos en que la aceleración de múltiples desarrollos permita el mejoramiento de los procesos y las formas de impactar positivamente en la cadena de valor del sector.

La creación de destinos inteligentes se convierte en un imperativo para el corto y el largo plazo. La toma decisiones con base en los datos y el uso de la inteligencia artificial, el blockchain, el internet de las cosas, la realidad aumentada o la geolocalización, permitirán recuperar la confianza de los turistas al ver que la reapertura de fronteras o de establecimientos está sustentada en criterios técnicos.

El reto está en la innovación, en soluciones para devolver la salud al turismo, del cual tendremos los proyectos más avanzados para asegurar la higiene sanitaria, un tejido empresarial fortalecido y unos destinos preparados para la llegada de viajeros.

Debemos aprovechar este tiempo para continuar innovando en productos turísticos más segmentados y en contacto con el medio natural. Sin duda será un turismo que generará gran atracción, protección del ambiente y seguridad, al no generar concentraciones masivas de personas.

Es el tiempo para fortalecer el ecoturismo y el turismo de naturaleza, incluso los nichos de mercado, como el avistamiento de aves o el disfrute de atractivos de otros sectores como la agricultura, dando cabida al turismo rural y cultural alrededor de los vinos, el café, las plantaciones.

Igualmente, la promoción turística debe apuntar a la inteligencia de mercados. No hay que bajar la guardia. Los esfuerzos de marketing deben encaminarse a mantener a las personas con el deseo de viajar, así como a demostrar la seguridad que se ofrecerá tan pronto se abran los destinos.

El turismo está en pleno proceso de re-creación, por lo que debe reflejarse en las campañas, en las marcas y en los mensajes. Sin duda, tendremos un turismo distinto pero más renovado. El énfasis en la sostenibilidad económica, social y ambiental será cada vez más fuerte, y se convertirá en requisito exigido por los turistas.

Como vemos, la innovación y la tecnología han llegado para quedarse. Apoyar a las startups y a las empresas es clave para contribuir con el empleo, para volver a viajar y para aportar a todo el espectro de sectores económicos que perciben los beneficios del turismo.