Empresas con negocio en el extranjero: cómo organizar el trabajo

Empresas con negocio en el extranjero: cómo organizar el trabajo

Compartir
Forum Business Travel webinar teletrabajo empresas con negocio en el extranjero

La situación de desconcierto provocada por la pandemia mundial nos mete de lleno en un entorno muy cambiante y ambiguo. Cuando se produzca el regreso a la ‘nueva normalidad’ las políticas de viajes de las empresas se verán profundamente afectadas.

El tema central del primer webinar de Forum Business Travel, organizado en colaboración con International SOS, fue ‘Cómo organizar el trabajo de las empresas con negocio en el extranjero en medio del aislamiento’.

Los panelistas del webinar fueron Javier Mollà, regional security manager Spain & Portugal en International SOS, y Eduardo Ranz, director corporativo de Compras Indirectas en Dentix, bajo la moderación de Natalia Ros y Óscar García, socios fundadores de Forum Business Travel.

Para las empresas que tengan negocio en el extranjero, los expertos recomendaron:

– Valorar distintos escenarios y planes de contingencia en cada destino, la necesidad de permanencia o su infraestructura médica.

– Revisar a fondo las coberturas de los seguros y sus exclusiones, sobre todo en las cláusulas de “fuerza mayor”.

– Estrechar las relaciones con los consulados.

– Evaluar las repercusiones de la evacuación, así como las herramientas disponibles: plan de repatriaciones, matriz de escalada, Simex, TSP….

En algún momento, saldremos de ésta. En cuanto a la vuelta a la normalidad:

– Cuando las restricciones a la movilidad se empiecen a levantar, evaluar las condiciones de cada destino: requisitos y visados de entrada, restricciones de las autoridades locales a la movilidad interior, situación de conflictividad social o posibles controles sanitarios, así como el funcionamiento de los transportes, hoteles, restaurantes, bancos, suministros de comida, electricidad, conectividad, etc.

– Evaluación y revisión del plan de emergencia, con identificación de las cosas que funcionaron bien y mal, las circunstancias imprevistas aparecieron y las soluciones y alternativas que se decidieron

– Apoyo emocional y asistencial a los empleados para mejorar de la reputación ética de la empresa.

– El futuro, al menos el más inmediato, va a estar marcado por la coopetición, es decir, la competición cooperativa, con nuevas soluciones para los desafíos que se presentan.

– Ningún plan estratégico contempla una vuelta rápida a la normalidad, sino lento proceso de recuperación. Hay que repensar y reinventar protocolos, ser optimistas y estar preparados para nuevos escenarios imprevistos.

– El rol de las agencias de viajes debe ser protagonista en la nueva etapa, con un refuerzo de su labor de consultoría, con crecimiento del modelo de management fee y una visión estratégica de triple win: empresa-agencia-proveedor. También requerirán de asesoramiento experto en materia de seguridad en viaje.

– Las crisis favorecen la aparición de startups, no solo tecnológicas, con soluciones alternativas.

– Los presupuestos de las empresas viajeras se van a gestionar de forma muy diferente con una profunda modificación de los paradigmas y recurso creciente a las herramientas de telepresencia.