«Estamos operando ya la mayoría de las rutas europeas que teníamos antes...

«Estamos operando ya la mayoría de las rutas europeas que teníamos antes de la pandemia»

BORIS DARCEAUX, DIRECTOR GENERAL DE AIR FRANCE-KLM PARA ESPAÑA Y PORTUGAL

Compartir

Air France-KLM no ha parado de volar durante la pandemia. Al principio para repatriar a decenas de miles de personas que estaban bloqueadas y, poco a poco, recuperando rutas y frecuencias según se van levantando las restricciones y la demanda se reactiva, gracias a los protocolos de seguridad Air France Protect y KLM We Care For You. Sus esfuerzos se han visto recompensados con las 4 estrellas de Skytrax y el Diamond para KLM.

¿Qué están suponiendo para la industria los certificados sanitarios?

Existen diferentes proyectos, como el IATA Travel Pass o el Green Pass de la Unión Europea, además de otras iniciativas parecidas en varios países. Air France-KLM está colaborando con todas ellas. Es importante llegar a unos estándares en todos los procesos, porque viajar se ha vuelto más complicado en términos de trámites. Lo que va a ayudar a recuperar el tráfico con rapidez es estandarizar los documentos de forma digital o en papel en el mayor número de países posible.

¿Cuál es el estado actual de la red de ambas compañías, cuál será la evolución previsible y cómo plantean su estrategia de recuperación a medio plazo?

Tenemos una estrategia muy clara, pero está sujeta a los requisitos y los cambios que van aprobando las distintas autoridades. Estamos operando ya la mayoría de las rutas europeas que teníamos antes de la pandemia, tanto en destinos como en capacidad, incluso alguno nuevo, como ocurre en España. En larga distancia también es así, solo que con menos frecuencias. En programaciones de dos vuelos diarios, estamos haciendo en uno, en las rutas de vuelo diario estamos volando tres o cuatro veces por semana. La demanda es aún limitada, pero va cambiando rápido. Por eso revisamos los planes cada dos o tres semanas.

¿Qué planes tienen para el mercado español?

En España abrimos dos líneas de Air France que no teníamos en 2019: Las Palmas-Charles de Gaulle e Ibiza-Charles de Gaulle. Con KLM hemos inaugurado el vuelo Palma de Mallorca-Ámsterdam. También volvimos el año pasado, en medio de la pandemia, a Sevilla, después de varios años. Por supuesto, estamos presentes en Madrid, Barcelona, Bilbao, Málaga, Valencia…

¿La crisis mundial tendrá algún efecto sobre el programa de renovación de flotas de Air France-KLM?

No han cambiado los planes que teníamos. En KLM, con los Boeing 787 Dreamliner, y en Air France, sobre todo con los Airbus 350. En esta compañía estamos en pleno proceso de renovación de la flota de corto y medio radio para reemplazar los A318, A319 y A320 por la nueva generación de los A220, con más confort, menos consumo y con menor huella de carbono.

¿Qué novedades de producto existen para los viajeros corporativos?

Air France-KLM es una opción muy apropiada para los viajeros de negocios a cualquier parte del mundo, ya que, además de la extensa red que ofrecemos, de las frecuencias y de las capacidades, también hemos mejorado la flexibilidad de las tarifas para poder reservar con toda la antelación posible y dar alternativas cuando se producen cambios o cancelaciones.

Antes, la empresas valoraban sobre todo el ratio precio/calidad y ahora lo que más les preocupa es una buena relación precio/flexibilidad.

Estoy de acuerdo, pero también en caso de cualquier incidencia, el hecho de tener una reserva de pasajero preferente es importante. Los travel managers van a tener cada vez más en cuenta con qué compañías trabajan y qué capacidad de respuesta dan cuando surge cualquier inconveniente, como una cancelación o cualquier otro cambio. Van a ser aspectos más importantes de lo que eran en el pasado.

¿Qué opciones ofrece Air France-KLM a sus clientes para contribuir a la sostenibilidad y compensar la huella de carbono?

La sostenibilidad no es un concepto nuevo para nosotros, ni mucho menos. Llevamos años trabajando en ella. No es una moda a la que nos hayamos apuntado, sino una política verdaderamente estratégica. Hemos estado 16 veces en el pódium del Dow Jones Index de sostenibilidad y 13 veces en el primer puesto. En términos de reducción de emisiones, estamos haciendo grandes esfuerzos para renovación la flota con aparatos más eficientes. En tierra, estamos trabajando para conseguir el objetivo de cero emisiones con la utilización de vehículos eléctricos. A bordo, ya dejamos de usar plásticos de un solo uso el año pasado. También tenemos una herramienta muy avanzada para que las empresas puedan compensar sus emisiones de carbono. En los últimos dos años, KLM ha sido pionera en la utilización del SAF. Desde luego, es el futuro.