¿Hasta dónde se puede llegar a la hora de aplicar tasas suplementarias?

¿Hasta dónde se puede llegar a la hora de aplicar tasas suplementarias?

Compartir

Las aerolíneas empezaron recargos por sobrepeso en el equipaje y muchas ya cobran por facturar o elegir asiento en clase turista. Las agencias no se quedan a la zaga, ya hay quien cobra una "tasa por complejidad en la gestión". Los hoteleros francese también aplicarán nuevos impuestos.

American Airlines ha anunciado la aplicación de un recargo para quien elija asiento (ventanilla o pasillo) a bordo de cualquiera de sus vuelos en clase turista. El precio varía en función de la hora y duración del viaje, aunque como mínimo el pasajero pagará cuatro dólares.

Vueling también cobra por la elección de asiento o por bloquear una plaza a una tarifa determinada durante 24 horas. Las compañías empezaron cobrando el sobrepeso en la facturación. Ahora cada vez son más las que cobran el servicio de restauración, la facturación del equipaje o el embarque prioritario.

Las agencias de viajes no se quedan a la zaga a la hora de aplicar suplementos: la suiza Ticketxpress (online) aplica una "tasa por complejidad" a los billetes cuya emisión resulta más complicada de lo normal a causa de la política de ventas de la compañía. Spanair es una de las aerolíneas que figuran en la lista de las consideradas "difíciles de gestionar".

La hotelería también se ve afectada por nuevas tasas. Francia es el primer país en anunciar un nuevo impuesto. Las habitaciones con un precio por noche superior a 200 euros serán imponibles con un recargo equivalente al 2% de la tarifa. Los hoteleros franceses han puesto el grito en el cielo al considerar que esta tasa afecta principalmente a los viajeros de negocios, principal clientela de los hoteles de 4 y 5 estrellas.