HELSINKI. Luces del norte

HELSINKI. Luces del norte

MIRIAM GONZÁLEZ

Compartir
Oodi
Oodi

Es una de las capitales más jóvenes de Europa y en Helsinki eso se traduce en ir siempre a la vanguardia del diseño al más puro estilo nórdico: funcionalidad, sencillez y apuesta por la materia prima de la tierra. Lo moderno en esta ciudad, como en el resto de Finlandia, es la naturalidad. Lo menos nuevo es la sostenibilidad, sobre la que gira todo desde hace años en uno de los destinos más atractivos para el MICE del continente.

 

La principal ventaja de Helsinki es ser la capital de Finlandia, un país que ha liderado varios años la lista de la ONU de los más felices del mundo. Tan apetecible, que falta tiempo para hacer la maleta cuando hay un viaje en el horizonte. Al fin y al cabo, supone llegar a uno de los territorios más vírgenes del continente. También a tierra de vikingos, de esquimales samis, del sol de medianoche, de los mil lagos y de los Nokia. Atractivos que son imanes para quienes tienen que organizar un viaje de incentivo, pero también para la actividad de eventos y reuniones.

En los últimos años, Finlandia ha ido escalando puestos y ya figura entre los 20 principales destinos de congresos. Porque, aunque está en uno de los confines de Europa, llegar no es tan complicado. El aeropuerto de Helsinki Vantaa es uno de los principales hubs de comunicación de vuelos hacia América y, sobre todo, Asia. Con respecto a España, Finnair tiene conexiones directas desde Helsinki a Madrid, Barcelona, Málaga, Palma, Gran Canaria y Tenerife.

A priori, lo más complejo sería el finés —parece ser que tiene algo que ver con el húngaro— pero, aunque no lo sea oficialmente como el sueco, el inglés es como su segunda lengua. Y siempre queda el idioma universal de la sonrisa: los finlandeses son grandes anfitriones que se encargan de hacerlo todo mucho más fácil.

Casi todo en la capital del país de las auroras boreales está a medio camino entre el este y el oeste. Es lo que tiene haber nacido hace relativamente poco tiempo —al menos oficialmente— bajo la influencia sueca y en apenas dos siglos haber pasado a los dominios de la todopoderosa Rusia. Guerras civiles y mundiales por medio, Finlandia celebraba en 2017 el primer centenario de su independencia.

Las influencias de unos y de otros se notan en cuanto se pone un pie en una de las capitales más sorprendentes del norte de Europa. Uno de sus símbolos es Tuomiokirkko, la catedral blanca que, en lo alto de unas escaleras, vigila la plaza del Senado. Es el centro histórico de la ciudad, con el palacio del Consejo de Estado y el edificio central de la universidad.

Otro de los imprescindibles de Helsinki es de nuevo una catedral, la Uspenski, que pasa por ser la iglesia ortodoxa más grande de Europa occidental. Para redondear el recorrido por lo más típico de Helsinki hay que darse una vuelta por el puerto para hacerse con algún souvenir en el mercadillo o bien darse un homenaje gourmet en el antiguo mercado Vanha Kauppahalli y probar en directo la carne de reno.

Sin embargo, lo que más destaca de Helsinki es lo moderno, sobre todo en cuanto a diseño se refiere. De hecho, la ciudad lleva años empleándose a fondo para estar en el top mundial y en 2012 fue Capital Mundial del Diseño. Un acontecimiento para el que se llevaron a cabo varios proyectos, como la capilla del Silencio de Kamppi, un moderno arca de Noé —está construido casi en su totalidad en algo tan típico aquí como la madera— plantado en el centro de Helsinki para meditar y aislarse del mundanal ruido. Aunque, si por algo destaca Finlandia en general, es precisamente por la falta de éste: la tranquilidad es una de las señas de identidad.

CAPITAL DE DISEÑO

En Helsinki están tan empeñados con la creatividad artística que los barrios de Punavuori, Kaartinkaupunki, Kruununhaka, Kamppi y Ullanlinna conforman el Distrito del Diseño. Talleres, museos, galerías y más de 200 boutiques en los barrios más bonitos de la capital, con sus calles empedradas jalonadas de edificios modernistas y con firmas tan conocidas como Marimekko, para hacerse una idea de la esencia finesa: sencillez con mucho gusto.

Uno de los mejores embajadores del diseño autóctono y de todo lo que tiene que ver con Finlandia fue Alvar Aalto, considerado el padre del modernismo finlandés y un imprescindible que se estudia en las universidades de arquitectura de todo el mundo. En pleno centro de Helsinki, con vistas a la bahía de Töölö, se puede disfrutar de una de sus obras más icónicas: Finlandia Hall.

A principios de los sesenta, el ayuntamiento de Helsinki encargó al famoso arquitecto un plan de urbanismo para esta zona de la ciudad. Del proyecto original solo se llevó a cabo este enorme edificio de más de 20.500 m2, ideado para ser el lugar de referencia de la capital y de toda Finlandia para la celebración de conciertos. Aalto recubrió la mayor parte del exterior con mármol blanco de Carrara y con ventanales para intentar recoger la mayor cantidad de luz natural posible en el interior.

El recinto está distribuido en tres alturas y en espacios muy aprovechables para las reuniones y congresos. El auditorio de mayor capacidad, Finlandia Hall, tiene capacidad para 1.700 personas, mientras que el Helsinki Hall puede acoger a 340. En el ala destinada a los congresos hay una sala de conferencias para 900 personas, además de 11 salas de reuniones y otros dos grandes salones para 250 y 600 personas. El complejo se completa con un restaurante para 600 personas y el anexo llevado a cabo por Jyrki Iso-aho en 2011, con un auditorio para 1.100 personas.

Como curiosidad, los asistentes a cualquier evento en este recinto pueden disfrutar del legado de Alvar Aalto también forma de muebles y lámparas que todavía mantienen su funcionalidad. El creador, además, quiso contribuir a la conservación de los árboles que estaban en el terreno antes de la construcción de Finlandia Hall con un diseño ondulado en el ala de congresos. Al fin y al cabo, en Helsinki —como en el resto del país— el respeto por la naturaleza va en su ADN, ya que el 65% del territorio está poblado por árboles.

COSTUMBRES FINLANDESAS

Para entender mejor la cultura y la forma de ver la vida en Helsinki hay que acercarse hasta la biblioteca central de la ciudad, Oodi, otro monumento al diseño. En la ciudad no dan puntada sin hilo y por eso construyeron en 2018 este templo de la cultura frente al edificio del Parlamento, para simbolizar la unión del poder y el pueblo.

Porque si en algo se ha convertido Oodi es en uno de los hotspot de la ciudad: un lugar abierto no solo para consultar libros, sino donde pasar el rato y realizar actividades variopintas en estudios de grabación audiovisual y espacios para la creación, ver una película o simplemente tomar algo en la cafetería. También leer —claro— en el “cielo de los libros”, una sala de lectura que más bien parece la recreación de un bosque, con sus árboles entre las estanterías. Aquí también se han habilitado espacios para eventos: dos auditorios de 250 m2, salas para seminarios e incluso una cocina para talleres y sesiones de teambuilding.

Para organizar una cita de negocios en un lugar típicamente finlandés y a la vez eliminar toxinas, el lugar por excelencia es la sauna. Hay tantas —unos 3 millones— como para que se metan los casi 5,5 millones de habitantes que tiene el país. Mejor aún si el encuentro tiene lugar en un edificio con más de cien años que aspira a formar parte de la lista del patrimonio de la humanidad de la Unesco: el Helsinki Congress Paasitorni. El venue dispone de 30 salas con capacidad para 800 personas, donde se pueden organizar eventos con cierto aire histórico, incluso en los halls y en los foyers. Y sí, también, después de meterse en el vapor de la sauna,  se pueden organizar reuniones en un espacio con terraza panorámica para pequeños grupos.

El ritual de la sauna suele terminar, incluso en invierno, incluso en invierno, es decir, en el mar Báltico. En Helsinki, hay algunos sitios para eventos junto a la orilla para darse el lujo añadido de las  vistas que se pierdan en las olas. Es la posibilidad que ofrece el centro de congresos Scandic Marina, con 11 salas para dar cabida a eventos de hasta 700 personas o banquetes de gala para 2.500 comensales. Y con la ventaja de tener un hotel  cruzando la calle.

Los grandes eventos en Finlandia se organizan en Messukeskus, el centro de convenciones y congresos de Helsinki, uno de los más grandes del norte de Europa. De hecho, cada año, acoge la feria de viajes Matka, el Fitur nórdico, que atrae a 80 países de todo el mundo. Si la pandemia no lo impide, este año se celebrará en mayo, con Grecia como país anfitrión.

El recinto cuenta con 7 pabellones y 27 salas de reuniones de apoyo. En total, se pueden organizar eventos con capacidad para más de un millón de personas. Messukeskus ofrece además nada menos que 20 restaurantes, con casi cualquier variedad que pueda apetecer, desde un menú en Platta, hasta pizza o hamburguesas gourmet. Sin olvidarse del café, no en vano, los finlandeses son los que más lo consumen en el mundo.

RECOMENDADOS

ALLAS SEA POOL

La saludable costumbre de la sauna está muy extendida por el norte de Europa, pero si en algún sitio son expertos es en Finlandia. Está tan ligada a su cultura que la palabra sauna es finesa. El ritual está reservado para los sábados, aunque cualquier día es bueno para meterse un baño de vapor. Esta costumbre, que los finlandeses intentan exportar donde quieran que vayan, en Finlandia termina rodando por la nieve o bien con un baño en un agujero practicado en el hielo. O en una piscina. En el centro de Helsinki, Allas Sea Pool es un recinto para disfrutar todo el ciclo de esta experiencia imprescindible si se visita la ciudad. Primero, relajándose en la sauna y después, con un baño en las piscinas exteriores. Hay saunas diferenciadas para hombres y mujeres, y también para compartir en parejas o en pequeños grupos. No hay mucho protocolo. Simplemente relajarse y disfrutar. Eso sí, en Finlandia la costumbre es hacerlo sin nada debajo de la toalla o incluso sin ella, pero en las saunas conjuntas no está mal visto llevar un traje de baño. En cuanto a las piscinas, hay dos climatizadas y otra con agua del Báltico, para que el contraste sea aún mayor. La experiencia más redonda termina tomando algo en las tumbonas con vistas a la piscina o bien picando algo de la carta del restaurante del recinto.
www.allasseapool.fi

PARQUE NACIONAL NUUKSIO

Por muy breve que sea la estancia en un país tan impregnado de naturaleza y tan relacionado con ella, la visita a uno de los 35 parques nacionales es otro de los deberes que no deben faltar en la agenda. Helsinki está rodeado de bosques y lagos, y a poco menos de media hora se encuentra el Parque Nacional de Nuuksio, que se reparte entre las localidades de Espoo, Kirkkonummi y Vihti. Es el momento de ponerse las botas para cargar energías recorriendo los sus numerosos senderos. Los hay para todos los niveles, incluso para urbanitas domingueros con ganas de postureo en Instagram. Con buen ojo se pueden ver las ardillas voladoras que campan a sus anchas. Los que llegan sin equipo lo alquilan en el centro de naturaleza Haltia, que provee de mochilas, tiendas de campaña, bicicletas o incluso equipos de camping gas para poder preparar un sabroso desayuno campestre. También es el lugar para entender la especial relación de los finlandeses con su entorno natural. La exposición permanente muestra las distintas estaciones de Finlandia, sus parques nacionales y lagos de una forma interactiva. Además, aseguran no irse de Finlandia sin ver una aurora boreal, independientemente de la estación en la que se vaya. Para completar la experiencia, Haltia ofrece restaurante, así como espacios para reuniones y un auditorio con capacidad para 200 personas. En cualquier caso, lo ideal es organizar actividades de teambuilding en el exterior porque, teniendo tanto bosque fuera, ¿por qué quedarse entre cuatro paredes?
www.haltia.com

GEORGE *****
Un elegante y coquetón hotel de estilo contemporáneo situado en pleno centro de Helsinki, a poco más de cinco minutos de la estación central, para ir andando a los principales puntos de interés de la ciudad. Los huéspedes tienen acceso gratuito al spa, por lo que es la opción ideal para que las jornadas de un viaje de trabajo terminen de forma relajada. El único peligro es la comodidad de la cama, no dan muchas ganas de salir de allí.
Yrjönkatu, 13
Tel. +358 9 4246 0011
www.stgeorgehelsinki.com

CLARION HOTEL HELSINKI ****
Está situado en el paseo marítimo de la zona de Jätkäsaari y ocupa dos torres de 16 plantas. En lo alto se ubica el Sky Room y la terraza de la azotea, con buenas vistas panorámicas de la ciudad. A la comodidad de sus habitaciones se le añade la oferta para eventos y reuniones, ya que dispone de 15 salas de reuniones. Además, el edificio de almacén de Lars Sonck está conectado con el hotel y ofrece locales para eventos de hasta 1.200 personas.
Tyynenmerenkatu, 2
Tel. +358 10 850 3820
www.nordicchoicehotels.fi

CROWNE PLAZA HELSINKI-HESPERIA ****
Ubicado frente al edificio de Finlandia Hall, es un hotel muy pensado para darse al bleisure, con amplios espacios para cuidarse, entre ellos un enorme gimnasio, y con casi 2.000 m2 para reunirse y trabajar. En total, ofrece 15 salas de reuniones con un aforo máximo de 1.000 personas. Ideal para quienes quieran estar en el meollo con un poco de tranquilidad en un ambiente funcional pero muy sofisticado.
Mannerheimintie, 50
Tel. +358 9 2521 0000
www.ihg.com

NATURA
Con ese nombre se puede intuir el tipo de gastronomía que sirve este restaurante del centro de Helsinki, en pleno Distrito del Diseño. El toque innovador cala en una carta en la que no faltan referencias finlandesas y productos tan de proximidad que se cultivan o crían en la granja que tienen los dueños a pocos kilómetros de la capital. Y todo lo que entra de fuera, como los aceites y el chocolate, tiene el certificado de orgánico. Además, la cocina es abierta, para que seguir el proceso de todas las elaboraciones.
Iso Roobertinkatu, 11
Tel. +358 40 689 1111
www.restaurantnatura.com

JUURI
Un asiduo en la guía Michelin desde 2008. Definen su cocina como arqueología gastronómica, ya que en la carta han tratado de recuperar recetas del pasado para adaptarlas a los nuevos tiempos y servirlas a modo de tapas para compartir. Las opciones que ofrecen para grupos pasan por menús a medida que se pueden disfrutar en el acogedor ambiente de una bodega rústica.
Korkeavuorenkatu, 27
Tel. +358 9 635 732
www.juuri.fi

FINJÄVEL
El nombre se traduce como diablo, pero comer en este restaurante, ubicado en una casa de piedra del siglo XIX cerca de la plaza del Mercado, es como entrar en el paraíso. El menú se basa en una degustación de la esencia de los bosques finlandeses, con una carta en la que no faltan setas y bayas recolectadas, carne curada de alce con enebro y productos lácteos de su propia lechería.
Eteläranta, 16 Helsinki
Tel. +358 300 472340
www.finnjavel.fi