La primera clase del avión estaría destinada a desaparecer

La primera clase del avión estaría destinada a desaparecer

Compartir

La mayoría de viajeros consigue upgrade por puntos pero no paga la tarifa completa. La escasa demanda apunta a una redefinición de los espacios business y turista.

 

El diario digital Caribbean News se hace eco de un estudio difundido por medios estadounidenses en el que se afirma que cada vez son menos los pasajeros dispuestos a pagar por un asiento en primera clase en rutas internacionales. Por eso muchas aerolíneas de ese país y del mundo están optando por reconfigurar la oferta de sus servicios Premium, ajustándola más a una clase ejecutiva rediseñada, al tiempo que mejoran las condiciones en clase económica.

Un sondeo de Atmosphere Research Group con respecto al tema reveló que en la actualidad apenas el 25% de los pasajeros de primera clase en vuelos internacionales paga la tarifa completa. La mayoría de ellos llega a ese asiento con millas de viajero frecuente.

En respuesta a esa realidad, muchos operadores aéreos están decidiendo consolidar sus cabinas Premium en una sola y venderla como ejecutiva, en una clara apuesta por atraer más al segmento de los viajeros de negocios, que según directivos y consultores del sector se mantiene en unos niveles de demanda satisfactorios a pesar de la coyuntura económica mundial.

Actualmente, de los más de 500 aviones estadounidenses que vuelan a Asia, Europa y Sudamérica, apenas un 27% ofrece primera clase. American Airlines y United Airlines, que aún la mantienen, están reduciendo el tamaño de esa sección. De hecho American anunció en mayo que planeaba disminuir en casi un 90% su inventario de asientos en esta parte del avión.

Apunta el diario que esta tendencia se está dando también en otras regiones del mundo, pues aerolíneas como Qantas y Lufthansa también han reducido asientos en primera, en la misma medida en que amplían sus cabinas para el viajero ejecutivo y mejoran las condiciones de la clase turista, ampliada ahora en dos segmentos con la introducción de una oferta híbrida (Premium Economy).