Meliá favorecerá los eventos neutros en carbono en la nueva etapa MICE

Meliá favorecerá los eventos neutros en carbono en la nueva etapa MICE

Compartir

Meliá Hotels International está redefiniendo su propuesta de valor para los profesionales del MICE y lo hace con un objetivo prioritario: ser un partner estratégico y facilitador para la celebración de eventos más sostenibles, un atributo fundamental que marcará el nuevo rumbo de la industria.

 

Para conseguirlo, la compañía acaba de anunciar en IMEX Frankfurt, la feria internacional de la industria MICE, una iniciativa pionera que permitirá medir, reducir y compensar la huella de carbono de los eventos que se celebren en sus hoteles.

Se trata de un paso fundamental para avanzar hacia la neutralidad en carbono y dar respuesta a una necesidad cada vez más demandada entre los profesionales del sector. De hecho, la sostenibilidad ha ganado terreno, hasta convertirse en una prioridad para los organizadores de eventos.

Según explica José Miguel Moreno, VP Corporate & MICE Sales Strategy de Meliá Hotels International, “nuestro objetivo es involucrar a nuestros clientes en la lucha contra el cambio climático y avanzar juntos en la descarbonización de los eventos”.

Gracias a la colaboración de Creast, Meliá facilitará a sus clientes MICE una herramienta que permite calcular, con rigor y trazabilidad, la cantidad de CO2 generado en cada evento, tanto en el transporte, consumos de energía y agua, materiales y residuos generados, servicios de catering y el alojamiento.

Estas mediciones serán clave para detectar oportunidades de reducción de huella y para fijar objetivos ambiciosos y alcanzables. Además, constituirán una base de conocimiento fundamental para avanzar en la definición de eventos y reuniones más sostenibles en los hoteles del grupo Meliá, apoyando los objetivos globales de reducción de emisiones de la compañía.

Por otro lado, para avanzar en la neutralidad en carbono, Meliá compensará las emisiones de estos eventos generadas dentro de sus hoteles. Para ello, se seleccionarán proyectos medioambientales verificados, y se emitirá un certificado de compensación de cada evento.

La iniciativa ha sido probada en el Palacio de Congresos de Palma y su hotel, el Meliá Palma Bay, y comenzará un piloto a nivel europeo en el Meliá Barcelona Sarriá y Meliá Berlín, cuya experiencia servirá de base para exportar el modelo a un conjunto más amplio de hoteles que se irán incorporando al proyecto a lo largo del año.