Nace una nueva alternativa para dormir en el aeropuerto

Nace una nueva alternativa para dormir en el aeropuerto

Compartir

Se trata de cajas de 4 m2 con cama, conexión wi-fi y enchufes instaladas en la misma terminal. Ya se encuentran en aeropuertos de París, Múnich y Moscú.

Sleepbox es la última propuesta lanzada al mercado para quienes quieran dormir durante el tiempo de espera en los aeropuertos. Ni siquiera es necesario trasladarse a alguno de los establecimientos del aeródromo, ya que estas cajas se sitúan en las mismas terminales.

La estancia mínima es de 30 minutos. Un sistema automático permite el cambio de sábanas después de cada uso. Las persianas eléctricas garantizan la privacidad.

Diseñada por la firma rusa Arch Group, tiene una superficie de 4 m2. La habitación cuenta con cama, conexión a internet sin cable y enchufes para la recarga de aparatos electrónicos. París, Moscú y Múnich son las primeras ciudades en proponer este servicio en algunos de sus aeropuertos.