PADUA. La bella escondida

PADUA. La bella escondida

JAVIER CARRIÓN

Compartir
Prato della Valle

A medio camino entre Verona y Venecia, la ciudad de Padua merece una atención por parte de la industria MICE. Además de sus infraestructuras para reuniones y eventos, el programa paralelo tiene a su alcance la capilla medieval más hermosa del mundo, realizada por Giotto. También es una oportunidad para comprobar el fervor religioso de los peregrinos de San Antonio, admirar la belleza arquitectónica del Baptisterio y del Palacio de la Razón o simplemente caminar por su complejo entramado de calles bordeadas de soportales para acabar tomando un exquisito ‘pedrocchino’.

 

Situada en el centro de la región del Véneto italiano, Padua y su provincia son fácilmente accesibles gracias a los cercanos aeropuertos internacionales de Venecia (Marco Polo), Verona (Villafranca di Verona), Treviso (Antonio Canova) y Bolonia ( Guglielmo Marconi), todos en un perímetro de cien kilómetros, y a su estratégica estación de tren, muy bien conectada con las principales ciudades italianas y europeas.

Padua es una ciudad de vasta historia, pero que mira hacia el futuro. Una ciudad a escala humana y a la altura de visitantes exigentes que se dejan llevar por el encanto de sus plazas, las tradiciones eno-gastronómicas de sus famosas calles comerciales y por una apreciable oferta de balnearios que encabeza las Termas Euganeas, que aúnan también a las localidades de Abano, Montegrotto, Battaglia y Galzignano.

Se trata de la cuenca termal más grande de Europa, con más de un centenar de hoteles que hoy frecuentan muchos alemanes y franceses, rodeada por un hermoso paisaje de colinas que lo han convertido en un oasis perfecto para buscar el bienestar y la relajación. Las aguas de esta zona ya eran conocidas hace 3.000 años y alcanzaron una gran fama durante el periodo romano por sus beneficios para la salud.

NUEVO PALACIO DE CONGRESOS

Por lo que respecta a las facilidades para la actividad MICE, Padua ha sabido entender la variada apuesta de este destino que propone un amplio abanico de posibilidades. Se puede elegir desde las encantadoras estructuras inmersas en zonas verdes, siempre atentas a los valores de la sostenibilidad, hasta los modernos centros de congresos, las elegantes villas o los castillos históricos, sin olvidar edificios de usos múltiples, como centros culturales, talleres, sedes industriales o incluso sedes móviles, como los barcos que navegan por los canales de la ciudad, rodeando el perímetro amurallado, utilizados en sus tiempos para transportar mercancías a Venecia.

Entre los edificios históricos y culturales destacan el Palazzo della Ragione, el Jardín Botánico, las salas de la Universidad de Padua, el Centro Cultural San Gaetano, el Palazzo della Salute, el Museo Diocesano o el singular Teatro Verdi. Por otro lado, la Feria de Padua, que cumplió 100 años de historia en 2019, ha celebrado esta efeméride con un cambio de ‘look’ para convertirse en un centro de innovación moderno. Un espacio donde cobra vida el encanto de la arquitectura industrial de principios del siglo XX, a pocos pasos del centro de la ciudad.

El flamante Palazzo dei Congressi, inaugurado en el otoño de 2019, ha sido diseñado por el reconocido arquitecto japonés Kengo Kuma y se ha convertido en la gran apuesta de la ciudad para la industria MICE. Se encuentra entre la Feria de Padova y la estación de tren de la ciudad, muy cerca del centro histórico, y es un impresionante complejo arquitectónico de vanguardia con una sala principal que lleva el nombre de Giotto, de 1.050 m2 de superficie y 16 m de altura, con capacidad para 1.600 personas en sesión plenaria. La estancia se puede convertir en tres salas independientes.

El palacio cuenta con otras dependencias, como la sala Mantegna, que mide 880 m2 y 6 m de altura, y puede acoger a 1.200 personas. Lo completan un gran vestíbulo al aire libre y cinco salas de usos múltiples que se pueden dividir en diez. Es la infraestructura de este tipo más grande de toda la región del Véneto, gracias a una inversión económica cercana a los 20 millones de euros. Además, se encuentra a poca distancia de la salida de la autopista Padova Est, lo que facilita mucho el acceso.

En el capítulo de alojamientos, Padua cuenta también con un magnífico ramillete de hoteles con salas de reuniones que absorben el 75 por ciento de los eventos que se organizan en la ciudad. Grandes cadenas internacionales, hoteles boutique en el centro histórico y establecimientos tradicionales muy familiares conforman la planta. Uno de los más recientes es el Best Western Plus Net Tower, que cuenta con cinco salas de eventos con capacidad para 250 personas. Para este año está prevista la inauguración del renovado Hilton Garden Inn, con una oferta de 130 habitaciones.

PASEO POR LA CIUDAD

El recorrido por la capital paduana debe iniciarse por la Capilla de los Scrovegni, que está considerada una de las grandes joyas de la historia del arte por sus pinturas al fresco. Su autor, el maestro toscano Giotto, realizó esta obra cumbre con diversos temas bíblicos en los que queda patente su estilo único, que revolucionó el lenguaje de la pintura occidental: los colores  y la luz, la poesía y el patetismo, el hombre y Dios, la humanidad y la fe, la naturaleza y la historia. Con un fragmento sobresaliente entre todos los frescos: el grandioso Juicio Final.

El paseo puede continuar accediendo al casco viejo por el Palazzo Bo, sede de la antigua Universidad, donde admirar el teatro anatómico permanente más antiguo de Europa. En esta sala, hoy casi oculta en un diminuto anfiteatro de madera con forma de embudo, los estudiantes empezaron a estudiar el cuerpo humano, que normalmente correspondía al de hombres y mujeres delincuentes o de mala vida, gracias a una bula papal que permitía diseccionar los cuerpos de extranjeros ajusticiados en Padua.

En la sala había seis niveles de menos de un metro de altura donde estudiantes y algunas autoridades seguían las prácticas de esta disciplina. No podían estar de pie y solo les alumbraba un juego de antorchas, al no existir ventanas. Dicen que en ocasiones estas clases duraban tres días seguidos con sus correspondientes noches, lo que provocaba un olor nauseabundo.

Después de abandonar este palacio, donde impartió clases el mismísimo Galileo Galilei, puede ser un buen momento para tomar un café en el histórico Pedrocchi. Este símbolo del Padua moderno nació por iniciativa de un famoso fabricante de café  Antonio Pedrocchi, quien decidió convertir una pequeña tienda, recibida en herencia de su padre, en un llamativo edificio con diversos estilos, cerca de la sede histórica de la universidad.

El local permaneció abierto de día y de noche desde 1831 a 1916, de ahí que recibiera el sobrenombre de “café sin puertas”. Diseñado por el arquitecto Giuseppe Jappelli, fue lugar de encuentro de encuentro de poetas, escritores, hombres de negocios y patriotas, así como estudiantes que podían permanecer en la sala verde sin necesidad de consumir.

Todavía hoy este espacio permanece intacto y puede verse a muchos paduanos leyendo el periódico sin tomar su apreciado café. La primera planta, inaugurada en 1842, es utilizada como escenario habitual de fiestas, bailes, reuniones y encuentros de negocios. La planta baja, destinada a cafetería, se caracteriza por una sucesión de salas (verde, amarilla, blanca y rosa) que deben su nombre al color de la tapicería. Su carta de delicias es muy amplia, pero destaca sobre todo el ‘pedrocchino’, un café hecho con menta, crema y cacao.

HISTÓRICAS PLAZAS

Ya en el corazón de la ciudad vieja es el momento de admirar sus plazas históricas, como la de los Señores, donde hay que detenerse ante la fachada del Palazzo dei Capitanio para admirar su reloj, el astrario de Dondi, uno de los primeros relojes mecánicos y el más avanzado de su tiempo. Tampoco hay que perderse la Plaza de la Fruta y la Plaza de las Hierbas. En medio de las dos se alza el Palazzo della Ragione, que contiene el mayor salón medieval de Europa, construido en 1218 para albergar la Sala de Consejo y el Tribunal de Justicia. Hoy en día es alquilado con frecuencia para la organización de eventos.

Su  piso superior, conocido como ‘El Salón’, fue decorado con una colección de frescos de Giotto, pero las pinturas se perdieron en 1420 a causa de un incendio y fueron sustituidas por 333 paneles de Nicola Miretto. En el interior destacan la escultura de un gran caballo de madera de 5,75 m, originario del siglo XV, y la Piedra de la Vergüenza, colocada en 1231 para castigar a los deudores insolventes. A solo uno pasos queda la Piazza del Duomo, donde se ubica una discreta catedral, pero con un sublime baptisterio, espectacular por sus hermosos frescos que narran la vida de Jesucristo, María y San Juan.

El paseo por esa vieja Padua, repleta de estudiantes y turistas, debe concluir en la Basílica de San Antonio. Es el monumento más visitado de la ciudad, ya que en su interior se custodia y se venera el cuerpo del santo. El edificio destaca por sus ocho cúpulas, dos de ellas bizantinas, y por la complejidad de estilos arquitectónicos del conjunto: románico, gótico y barroco, fundamentalmente. La basílica se comenzó a construirse tras la muerte del santo, el 13 de junio de 1231, que fue canonizado menos de un año después en uno de los procesos más rápidos de la historia. San Antonio de Padua, que había nacido en Lisboa, fue proclamado Doctor de la Iglesia en 1946, durante el pontificado de Pío XII.

En el interior de la iglesia, los peregrinos pueden acercarse y tocar la tumba del predicador y teólogo portugués en la Capilla del Arca, además de admirar el altar mayor, dominado por un gran crucifijo, un monumental candelabro y 30 estatuas de bronce realizadas por Donatello; descubrir 80 imágenes diferentes de la Virgen; observar los magníficos altorrelieves en mármol que narran episodios de la vida y milagros de San Antonio y observar las tres principales reliquias del santo: la lengua incorrupta, el mentón y los cartílagos laríngeos de su aparato vocal. Por algo es el segundo santuario cristiano de Italia en número de peregrinos tras la Basílica de San Pedro.

MAS INFO
www.padovaconvention.it

RECOMENDADOS

LA VÍA DEL AGUA POR LOS CANALES
Para disfrutar de una excursión por las antiguas vías fluviales de la ciudad en un bote tradicional más antiguo que las famosas góndolas venecianas. Es posible recorrer un tramo del río Piovego bordeando las murallas que defendían Padua de los ataques enemigos en el siglo XVI. A partir de Golena San Massimo se sigue por el histórico canal que conducía a Venecia después de unos 35 km de navegación, con el león de San Marcos, símbolo de la República Veneciana siempre presente en los edificios próximos al curso del río. Las rutas están salpicadas de puentes romanos, edificios antiguos y murallas medievales.

TOUR GASTRONÓMICO
La provincia de Padua es una de las tierras más fértiles de Italia. Hay más de cien productos típicos que vale la pena degustar en una experiencia enogastronómica singular que sus organizadores definen como «buena y sana»: el prosciutto, la gallina de Padua, los destilados como el marrasquino o el vino producido en las colinas Euganeas, con el Moscato Fior d’Arancio Docq o el Serprino a la cabeza.

EXPERIENCIA TERMAL
Los Balnearios Euganeanos (Terme Euganee) ofrecen una gran oportunidad para disfrutar del termalismo, con sus dos centros principales de Abano y Montegrotto y los más pequeños de Galzignano, Battaglia y Monteortone di Teolo, famosos en el mundo por los tratamientos de barro y spa. El agua brota espontáneamente desde la antigüedad  a una temperatura constante de 87ºC con efectos muy beneficiosos para la salud.

FOUR POINTS BY SHERATON ****
Situado estratégicamente a la salida de la autopista del este de Padua y a 3 km del centro histórico, cuenta con un centro de congresos integrado por 17 salas multiusos equipadas a la última, con una excelente red wi-fi y transmisión de video por multidifusión IP. Un espacio total de 990 m2 para reuniones y eventos con capacidad para 600 delegados y una oferta de 216 habitaciones.
Corso Argentina, 5
Tel. +39 049 780 8230
www.espanol.marriott.com

NH PADOVA ****
A escasos 900 m de la estación central de tren, es un alojamiento moderno, decorado con reproducciones del pintor Andrea Mategna, que cuenta con 190 habitaciones, de las que 10 son suites, con salón independiente. Ofrece 8 salas versátiles para reuniones y eventos, con capacidad máxima para 160 personas y tecnología holográfica a través de modernas proyecciones gráficas en 3D.
Via Niccolò Tommaseo, 61
Tel. +39 049 849 4111
https://www.nh-hoteles.es

ALEXANDER PALACE ****
Un moderno edificio, situado en la Terma de Abano, a pocos kilómetros de Padua, que presume de contar entre su oferta con el Centro de Congresos de Venecia, el más grande de la provincia de Padua. En su interior se despliegan cinco áreas para congresos de hasta 1.100 participantes, además de 4 salas de reuniones. Cuenta con 192 habitaciones, de las que 32 son junior suites.
Via Martiri d’Ungheria, 24.
Abano Terme
Tel. +39 049 861 5111
https://www.alexanderpalace.it/en

FORCELLINI 172
Una propuesta ideal para participantes y organizadores de los eventos que se celebran en el Centro de Congresos, pues el restaurante se encuentra junto a este edificio. Abre de lunes a viernes a la hora del almuerzo y todas las noches de lunes a domingo, excepto los martes, para cenar. Se accede al local a través de un parque privado.
Via Egidio Forcellini, 172
Tel. +39 049 803 3722
www.frescoapadova.it

VILLA OTTOBONI
Ubicada en el corazón del Véneto, a pocos kilómetros de Padua, esta hermosa residencia del siglo XVI organiza eventos combinando el encanto y la magia de la historia con un contexto arquitectónico y natural evocador, en un parque repleto de vegetación de 20.000 m2. Ofrece almuerzos, cenas y refinados bufés en un auténtico oasis de paz y tranquilidad, donde también hay ocho salas equipadas con tecnología para reuniones.
Via Padre E. Ramin, 1
Tel. +39 049 890 1222
www.villaottoboni.it

SIMON’S BISTROT
Bistró contemporáneo con una cocina sencilla que muestra destellos creativos, sobre todo en ingredientes y menús sofisticados. Para comer y beber un buen vino a precios razonables en un local agradable y relajante. El chef sorprende por su gran habilidad para mezclar productos frescos del mar y de la tierra en una cocina mediterránea revisada.
Via Santa Rita, 5
Tel. +39 049 756256
www.simonsbistrot.com