Inicio DESTINOS MEET IN BT & MICE SALVADOR DE BAHÍA. A todo ritmo

SALVADOR DE BAHÍA. A todo ritmo

TEXTO Y FOTOS FERNANDO SAGASETA

Batucada Largo do Pelourinho

El punto donde África y Sudamérica se dan la mano, quizá como en ninguna otra parte del mundo, es toda una explosión de ritmo, color y energía. Salvador de Bahía, la tercera ciudad del Brasil, muestra una personalidad arrolladora que se asienta en su armónica mezcla de razas y culturas, donde sobrevuela el culto a los orixás de la religión candomblé junto a bellísimas iglesias católicas. Inevitablemente, las reuniones y eventos se mueven aquí al son de la samba-reggae, los intensos sabores de la cocina bahiana y las actividades en una naturaleza exuberante salpicada de magníficas playas.

 

La antigua capital portuguesa en América, la más importante del imperio después de Lisboa, es un ejemplo único de marcado carácter afrobrasileño en el que los descendientes de los esclavos han conservado con orgullo tradiciones que impregnan la música, el baile, la religión, la comida o los rituales de autodefensa. El pasado colonial de Salvador de Bahía se expresa además en soberbios ejemplos de arquitectura barroca y disfruta de una espléndida costa que anticipa la rica vegetación tropical de sus alrededores. Desde luego, alicientes para acoger reuniones, eventos o incentivos no le faltan.

El esplendor en sus mejores tiempos comenzó con el comercio de la caña de azúcar y el tabaco, y posteriormente el oro y los diamantes en la región de Bahía. Esta actividad requirió grandes remesas de esclavos procedentes de África, que llegaron a constituir la mitad de la población. La bonanza era patente en las suntuosas mansiones de los terratenientes y en su vida disoluta. Salvador se encuentra en la entrada de la bahía de Todos los Santos. Por entonces se decía que era también la sede de “casi todos los pecados”.

En 1763, Portugal trasladó la capital a Río de Janeiro, debido al hundimiento de la industria azucarera y tras la independencia el declive fue progresivo, con una economía en creciente retroceso. Ya en nuestros días, exhibe cierto músculo productivo como tercera ciudad del país, con nuevas industrias como la petrolífera o la química, y retiene un atractivo innegable para el turismo, a pesar de los grandes contrastes sociales y la consiguiente inseguridad.

PELOURINHO

Para los visitantes, el foco de interés por excelencia es el pintoresco barrio del Pelourinho, asomado sobre el acantilado en plena Ciudad Alta, con sus fachadas multicolor, las espléndidas iglesias y edificios coloniales, sus restaurantes con encanto o esas batucadas que animan sus calles empedradas para mantener vivo el turismo. No en vano, el centro histórico es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1985, tras un importante esfuerzo de restauración. Además de eso, la vida cultural se deja notar en galerías de arte, escuelas de música y fundaciones como la de Jorge Amado, ubicada en un icónico caserón azul.

Muy cerca se encuentra también el Centro Olodum, un movimiento en pro de la integración racial y los derechos civiles con diversas actividades para la población local. Su labor trascendió a nivel mundial desde la participación de su grupo de música junto a Carlinhos Brown en un vídeo de Michael Jackson. El “Rey del Pop” está siempre presente con una foto gigante que cuelga de uno de los balcones del barrio. Olodum es uno de los grandes protagonistas del carnaval de Salvador, ha colaborado con músicos como Paul Simon y fue la banda de acompañamiento de la canción oficial del mundial de fútbol celebrado en Brasil en 2014.

En Terreiro de Jesús, tras sortear a las típicas baianas con sus enormes faldas sobre enaguas almidonadas vendiendo buñuelos de frijoles, cebolla y camarones llamados acarajé, y a las rodas (círculos callejeros) de capoeira, esa acrobática mezcla de danza y arte marcial que se practica en grupos, se llega a verdaderos tesoros arquitectónicos. Es el caso del convento de San Francisco, una de las cumbres barrocas de Brasil.

En el Pelourinho también se pueden encontrar interesantes museos, como el Afro-Brasileiro, que cuenta con una impresionante colección de paneles de Carybé, el artista contemporáneo más popular de Salvador, a pesar de su origen argentino; el Museu da Cidade, donde se exponen trajes de orixás, los dioses de la religión candomblé; o el de Arqueología y Etnología.

CIUDAD BAJA

El medio más rápido y singular de acceder a la Ciudad Baja, o Comércio, es a través del Elevador de La Cerda, una construcción de estilo art déco heredera de la que montaron los jesuitas en el s. XVII con cuerdas y poleas, así como de la estructura de hierro impulsada a vapor del s.XIX. Actualmente son cuatro los ascensores que cubren los 72 m de desnivel en apenas medio minuto. Al salir, justo enfrente, se encuentra el Mercado Modelo, que ocupa el antiguo edificio de la aduana, por donde entraban desde el cercano puerto los cargamentos de esclavos para ser subastados.

Ahora es difícil salir de aquí sin comprar una fintinha, la omnipresente cinta de colores que hay que atar a la muñeca con tres nudos tras pedir un deseo. Para que se cumpla tiene que caerse sola, de puro desgaste. Cortarla es mal asunto. La tradición procede de la iglesia Nosso Senhor do Bonfim, a unos 25 minutos en autobús, otro de los grandes imanes turísticos. El templo es todo un ejemplo de sincretismo: está dedicado al Cristo de la Buena Muerte y a Oxalá, uno de los principales orixás (dioses) de la religión de origen africano con tantos adeptos en la región.

Volviendo a la zona baja, desde donde se aprecia el franco deterioro de las casas que miran al mar en lo alto del acantilado, se llega hasta la Marina, donde salen los ferrys a las islas de la bahía de Todos los Santos. Siguiendo por la costa aparece el barrio de Vitoria, que destaca por el Museu de Arte da Bahia y el de Carlos Costa Pinto. A continuación viene Barra, que se extiende por toda la punta de la península y alberga tres fuertes coloniales, así como el interesante Museo Náutico.

El cercano faro es el más antiguo de Sudamérica y en sus alrededores se concentran todas las tardes numerosos amantes de las puestas de sol. Las playas más frecuentadas por los residentes se encuentran aquí. La zona mejoró mucho antes incluso del lavado de cara de la Copa Mundial de Fútbol, con un agradable paseo marítimo lleno de vida a casi todas horas del día. Más allá, también son populares las de Piatã, Itapuã, Stella Maris y Flamengo, estas dos últimas con más oleaje y menos chiringuitos.

OFERTA MICE

Como no solo de playas vive el turismo MICE, Salvador de Bahía también reúne un buen puñado de sedes para reuniones y eventos. Precisamente la más importante de ellas casi besa la arena. Se trata del Centro de Convenciones de Salvador (CCS), todo un recién llegado, con apenas cuatro años de vida, gestionado por la multinacional francesa GL Events. Con una ubicación realmente privilegiada y una capacidad total para 14.000 personas, destaca por sus magníficos exteriores frente al mar, el llamado Espaço Marés, de 44.000 m2. A sus 20 salas de diferentes tamaños, añade dos pabellones modulares, cada uno de 5.000 m2, un restaurante para 250 personas y una azotea de 750 m2, ideal para cócteles al atardecer.

Un veterano de los eventos de gran envergadura es Itaipava Arena Fonte Nova, muy cerca del Dique de Tororó, que lleva funcionando desde 2013, cuando sustituyó al antiguo estadio que había en el lugar como una de las sedes del Mundial FIFA. Es escenario además para artistas de talla internacional, como Elton John, David Ghetta o Ivete Sangalo. Aparte de sus cerca de 48.000 asientos y 70 palcos premium, que funcionan también como oficinas corporativas, la infraestructura ofrece otros espacios muy versátiles para eventos corporativos o presentaciones.

Casa Baluarte es un venue de carácter histórico, en pleno centro de Salvador, junto al fuerte Santo Antônio Além do Carmo. Catalogado por el Instituto de Patrimonio Artístico y Cultural de Bahía (IPAC), ofrece ambientes elegantes y acogedores en sus 12.000 m2 de superficie útil tras una concienzuda remodelación que implicó a numerosos arquitectos e interioristas. El lugar es de lo más polivalente, ideal para todo tipo de eventos corporativos. Cuenta además con una terraza de 300 m2, así como zonas verdes con árboles y jardines con vistas al mar.

En el barrio de Comércio se encuentra Trapiche Barnabé, otra excelente opción para eventos sociales y corporativos. Ubicado en un bello edificio del  s. XVIII dotado con 2.500 m2 de espacios donde caben hasta 3.000 personas, cuenta asimismo con un patio donde celebrar cócteles para unos 700 invitados. Otro emplazamiento conocido como Cerimonial, de unos 650 m2, está a punto de terminar las obras de acondicionamiento.

El cercano Porto Salvador es otra de las opciones para los meeting planners, un complejo multifuncional frente a la Bahía de Todos os Santos con muchas posibilidades para todo tipo de necesidades. El muelle 1 ocupa 11.000 m2 en tres plantas. Los muelles 2 y 3 están pensados para eventos al aire libre y el muelle 4 une la arquitectura clásica en una construcción de principios del s. XX con una remodelación vanguardista, en el que destacan su gran ballroom y una terraza.

Algo más alejado, aunque bien comunicado, incluso por metro, a unos 10 minutos en coche del aeropuerto internacional, se encuentra Salvador Hall, en la zona de Paralela, uno de los desarrollos más recientes en la ciudad y alrededores. El complejo de entretenimiento, con sus 2.400 m2, es un buen sitio para celebrar congresos, convenciones, ferias y fiestas. Según el montaje elegido puede acoger hasta 3.456 personas en formato de teatro, 1.650 en banquete o 4.000 en cócteles y eventos de pie.

Por su parte, Casa Salvatore ofrece sus servicios en la zona de Cabula, a 600 metros de Shopping Bela Vista y cerca de la estación de metro Norte. Cuenta con dos espacios para eventos, uno para 1.000 invitados y otro para 250. Ambos tienen techos de 5,5 metros de alto que facilitan montajes aéreos y comparten un foyer de 200 m2, así como una cocina industrial. También ofrecen un estudio de grabación para rodar anuncios o producciones artísticas.

OCIO EN SALVADOR

Salvador de Bahía es una de las ciudades brasileñas con más ambiente. Además de la vida apacible que proporcionan sus kilómetros y kilómetros de playa, el mundo de la noche lanza sus redes, sobre todo en barrios como Río Vermelho, donde vivió Jorge Amado, el escritor brasileño más conocido internacionalmente. Lo suyo es darse una vuelta por Largo de Santana al atardecer, cuanto empieza a llenarse de gente, con numerosas terrazas para tomar cerveza Brahma bien fría y puestos de comida callejera. La música a buen volumen no puede faltar, frecuentemente en directo.

Muchos grupos de incentivos optan por incorporar al programa algún taller de capoeira. Algunos hoteles y pousadas del Pelourinho tienen contacto con escuelas y asociaciones que los ofrecen. Ocurre lo mismo con las clases de percusión, de cocina bahiana o de caipirinha, el mundialmente conocido cóctel de cachaza, lima, azúcar moreno y hielo picado. Las que sirven de O Coliseu, en el Largo do Cruzeiro de São Francisco, están amenizadas con espectáculo Topázio, muy reconocido entre los turistas que buscan un repaso a la enorme riqueza musical de música y baile de Bahía.

Mención aparte merece el Carnaval, puede que menos multitudinario que el de Río de Janeiro, pero seguramente más extenso, al distribuirse por distintas zonas de la ciudad con un carácter más integrador. Aquí suena la samba-reggae típica de la región, pero también el axé y el pagode, que es más melódico. Los grupos suelen ir montados en los trios elétricos, unos camiones con enormes altavoces que desfilan junto a sus seguidores formando blocos. La mayoría viste el abadá, un atuendo propio de cada formación. Por supuesto, para disfrutar de esta fiesta tan señalada, hay que planearlo todo con tiempo. Algunas empresas organizan pequeños carnavales privados en cualquier época del año que incluye una clase de percusión, la prueba del traje y un tour exclusivo con guía.

AGENCIA RECOMENDADA
INFINITAS TRAVEL
infinitastravel.com.br
Representada en España por
VALINOR – MUNDO LUSO
www.mundoluso.es

RECOMENDADOS

ILHA DOS FRADES

La enorme Bahía de Todos los Santos, con sus más de mil kilómetros cuadrados, una de las más grandes del mundo, invita a explorar sus numerosas islas, en concreto 56. La mayor es Itaparica, muy popular entre los baianos para sus escapadas de fin de semana y para segundas residencias frente a la costa. Una buena opción es acercarse a Ilha dos Frades, o de los Frailes, a hora y media en barco. Lo ideal para grupos es contratar uno privado, y si es con músicos, mejor, porque el trayecto se hace muy ameno entre samba, caipirinhas y baños del sol. La isla goza de una protección medioambiental, por  lo que hay que pagar una pequeña tasa de acceso, pero merece la pena porque la playa está limpia, no hay muchos turistas y los chiringuitos que florecen entre la vegetación tropical mantienen un buen nivel de calidad. Para pasar un día de lo más agradable.

 

PRAIA DO FORTE

Al norte de Salvador se suceden playas estupendas salpicadas de acantilados, con un mar embravecido en algunos puntos que hace las delicias de los surferos. A unos 80 km se encuentra Praia do Forte, un destino de turismo selecto donde la población local ha sabido absorber de forma armónica el gran desarrollo de los últimos años, cuando apenas era una aldea de pescadores. La calle peatonal, que discurre por el centro repleta de restaurantes, pousadas y tiendas, llega hasta la pintoresca iglesia de San Francisco de Asís, con su inmaculada fachada blanca y celeste que se recorta ante el océano.

Justo detrás se encuentra una de las sedes de la Fundación Proyecto Tamar, que bien merece una visita para conocer su excelente labor en la preservación de las cinco especies de tortugas marinas que se reparten a lo largo de la costa brasileña. Esta iniciativa ha conseguido hasta la fecha salvar unos 45 millones de crías, en buena parte por los voluntarios que protegen los huevos plantados por las hembras en los arenales. La pena es que solo una de cada mil llega a alcanzar la orilla para iniciar su vida adulta. En la misma localidad se encuentra el parque municipal de Klaus Petter, con el lago natural Timeantube, donde realizar recorridos en canoa, además de rutas a pie por los senderos adyacentes, con una rica biodiversidad que se detalla en paneles explicativos.

A pocos kilómetros del pueblo hay magníficos resorts, como los Iberostar Bahia y Selection o el Tivoli Ecoresort, desde donde programar todo tipo de actividades. Además disfrutar del mar y del sol, la cercana Reserva de Sapiranga abre muchas posibilidades, como los itinerarios en quad, toda una aventura. La zona también da juego para organizar eventos en sitios como el castillo de García D’Avila, que fue una fortaleza militar hasta 1624 y después residencia aristocrática, sobre todo en sus magníficos exteriores, un cerro con el mar de fondo. La remodelación ha mantenido el valor arquitectónico de las ruinas con gradas de madera y pasarelas de hierro añadidas que confieren al conjunto un carácter muy singular. Incluso alberga un pequeño museo.

FIESTA BAHIA

Un moderno y funcional establecimiento cerca del Parque da Cidade, en una zona muy comercial de la ciudad, que ha recibido varios premios de la industria MICE brasileña. Además de sus 243 habitaciones, suites y apartamentos ejecutivos, integra su propio centro de convenciones, con capacidad total para 5.300 personas en 27 opciones diferentes de espacios modulares. También cuenta con un pabellón de 1.200 m2 para pequeñas ferias y una terraza para eventos de hasta 700 invitados.

Av. Antônio Carlos Magalhães, 741.
Itaigara, Salvador
Tel. +55 71 3352 000
fiestahotel.com.br

CASA DI VINA

Aunque no está concebido para grupos numerosos, puede ser todo un plus alojarse en la misma casa donde vivió a principios de los años 70 uno de los grandes pilares de la bossa nova, el gran músico, poeta y diplomático Vinicius de Moraes, junto a la actriz Gessy Gess, una de sus nueve esposas. Convertido hoy en hotel boutique y mini museo del cantante, frente a la plácida playa de Itapuã, dispone de 76 habitaciones, terraza, jardín, piscina y salas de eventos con capacidad para 200 personas.

Rua Flamengo, 44
Farol de Itapuã, Salvador
Tel. +55 71 3285 7339
www.casadivinabahia.com.br/

FASANO SALVADOR

Una de las sorpresas más gratas de los últimos tiempos, inaugurado recientemente después de una esmerada rehabilitación del edificio histórico que albergó en sus tiempos el diario “La Tarde”. Azulejo portugués, grandes vasijas de caña de azúcar en forma de lámparas, un restaurante forrado de hojas trenzadas, una espectacular infinity pool en la azotea, servicio de conserje personal… Con sus 86 habitaciones, representa el lujo en su máxima expresión para pequeños grupos premium. Y pegado al Pelourinho, con vistas al mar. No se puede pedir más.

Praça Castro Alves,  5.
Centro Salvador
Tel. +55 71 2201 6300
www.fasano.com.br

IBEROSTAR SELECTION PRAIA DO FORTE
IBEROSTAR BAHÍA

Dos resorts en el mismo recinto con categorías diferentes en régimen de todo incluido, a unos 80 km de Salvador, en la muy turística localidad de Praia do Forte. Lo bueno es aprovechar lo mejor de cada uno en cuanto a restaurantes temáticos o animación nocturna. Además de una magnífica playa completamente virgen donde se pierde la vista y acoge una reserva de tortugas, el estupendo spa Sensations y las piscinas diferenciadas para adultos, hay espacio para un completísimo centro de fitness, en un edificio aparte de dos alturas, y un centro de convenciones con varias salas con 19 salas  y capacidad total para 3.700 delegados. Ofrece asimismo un campo de golf de 9 hoyos con su correspondiente club, que es ideal para eventos con vistas al green.

BA-099, Km 57
Açu da Torre, Mata de São João
Tel. +55 11 2391-1663
www.iberostar.com

CASA DE TEREZA

Tereza Paim atesora una larga experiencia como chef y es blanca, pero se siente negra. Un retrato suyo a la entrada del local refleja bien su alma. Con olor a taberna, aspecto añejo y obras de diversos artistas plásticos, ofrece algunos de los platos imprescindibles de la cocina bahiana, como la moqueca de pescado, la carne de sol, los bolinhos, el bobó de camarón o el acarajé. Cuenta con cuatro estancias de distintos ambientes que se pueden privatizar. Desde luego, uno de los restaurantes fetiche de los turistas que visitan Salvador

R. Odilon Santos, 45
Rio Vermelho, Salvador
Tel. +55 71 3329 3016
terezapaim.com.br

AMADO BAHIA

Un establecimiento de lo más sofisticado, en la Marina, con la Bahía de Todos los Santos frente a sus mesas. La carta está diseñada por el restaurador Edinho Engel, propietario también del restaurante Manacá, en la playa de Camburi, al norte de São Paulo, con una propuesta gastronómica esencialmente contemporánea. Su división Amado Eventos llega con servicio de catering hasta cualquier lugar del país que desee el cliente.

Av. Lafayete Coutinho, 660
Comercio, Salvador
Tel. +55 71 3322 3520
www.amadobahia.com.br

LAFAYETTE

Otra opción de primer nivel en plena Marina de Salvador para disfrutar de la comida junto al mar. Ofrece cocina costera a base de pescado y marisco, aunque una de sus especialidades es el gratin de filet mignon, entre otras carnes excelentes también, sin olvidar varias opciones de risotto. Cuenta con espacio amplio para recibir de manera confortable a grupos de 150 personas. Muy recomendado para almuerzos o happy hour.

Av. Lafayete Coutinho, 1010
Tel. +55 71 3321-4637
@restaurantelafayette

PRETA

De entre las diversas propuestas para comer en la isla de los Frailes, sembrada de agradables chiringuitos entre la profusa vegetación, Preta es quizá el más recomendable por el alto nivel de sus platos. Entre ellos destaca el caldo de arroz negro con buñuelos de mar, los camarones con coco verde, los rollitos de res o de cangrejo con masa crujiente y salsa de tamarindo o el queso coalho, típico del nordeste de Brasil, con miel de caña y jengibre.

Cláudio Leal Borges, 22
Ilha dos Frades, Salvador
Tel. +55 71 99326-7461

DOCUMENTACIÓN

Los turistas españoles pueden entrar en Brasil sin necesidad de visado para estancias de hasta 90 días.

CONEXIONES

La opción más cómoda es la de Air Europa, única compañía que mantiene vuelos directos entre Salvador de Bahía (SSA) y España, con una frecuencia de dos veces por semana desde Madrid, los miércoles y sábados, con regreso miércoles y viernes. La compañía también ofrece conexión diaria con escala en combinación con GOL Linhas Aéreas. Además, cambiando de avión en Lisboa, Río de Janeiro, Sao Paulo o Buenos Aires se puede cubrir el trayecto con TAP, Azul Linhas Aéreas Brasileiras, Latam Airlines, Iberia y Aerolíneas Argentinas.

CLIMA

Cálido y soleado durante todo el año. La estación húmeda se extiende desde mayo a septiembre. Los meses de verano son parcialmente nublados y cálidos. Los inviernos también son calurosos y más húmedos, con un cielo muy despejado. El mes con temperaturas más altas es marzo, alrededor de 30 ºC, mientras que el más frío es julio, con máximas de 24 ºC.

ELECTRICIDAD

La corriente va a 110v/220Hz/60hz. El enchufe tiene tres puntas, aunque en muchos hoteles hay clavijas híbridas que aceptan el estándar europeo.

IDIOMA

El portugués, hablado por unos 190 millones de personas en todo el mundo, el 90% en Brasil. El de este país difiere del europeo en pronunciación, ortografía y cierto vocabulario, hasta el punto de que a veces no se entienden del todo bien a uno y otro lado del Atlántico.

SEGURIDAD

Lo mejor en cada caso es seguir las recomendaciones de los guías locales o del personal de los hoteles. Los estándares de seguridad en Brasil, como en la mayoría de los países latinoamericanos, no son equiparables a los europeos. Hay que andar con precaución e informarse bien de la situación en cada zona. En el noreste se han dado muchos casos de clonación de tarjetas. Exigir siempre tener a la vista el terminal de pago.

SALUD

Aunque la asistencia médica es aceptable en las grandes ciudades, puede ser muy cara si no se contrata un seguro. Es recomendable leer la letra pequeña, porque en algunos de ellos no se incluyen actividades que a veces se programan en viajes de incentivos, como el submarinismo, el senderismo o la conducción de vehículos a motor. Hay que tener cuidado si se visitan zonas selváticas, sobre todo por las enfermedades que transmiten los mosquitos, como el dengue, la malaria o la fiebre amarilla.

COMUNICACIONES

No resulta tan fácil encontrar establecimientos donde vendan tarjetas SIM locales para el móvil. Además, las compañías que operan en el país solicitan un documento de identificación brasileño, entre otros requisitos, para dar de alta el servicio. Puede ser más sencillo, aunque más caro, recurrir a algún plan de datos en el extranjero del propio operador del viajero. Otra opción es recurrir a empresas de roaming global mediante eSIM, siempre que el dispositivo del usuario sea compatible.

HORARIO
GMT-3: Cinco horas menos que en España en verano y cuatro en invierno.