El Gran Hotel Colón, buque insignia de Ayre tras concluir su transformación

El Gran Hotel Colón, buque insignia de Ayre tras concluir su transformación

Compartir

La sala Nueva York, en la azotea del hotel, con unas vistas soberbias de la capital y literalmente bañada en luz.

Tras una profunda remodelación, Ayre Hoteles, la cadena del Grupo Fiesta especializada en clientela corporativa, ya tiene a pleno rendimiento a su buque insignia: el Gran Hotel Colón de Madrid.

Según Juan Serra, director general de Ayre Hoteles, la cadena ha tomado este establecimiento como modelo del servicio y del concepto de hotel que quiere imprimir al resto. «Ayre evoca simplicidad, frescura, funcionalidad, nuevas ideas y nuevas energías», comenta.

Actualmente cuenta con hoteles en Barcelona, Valencia, Oviedo, Córdoba y Sevilla, además de Madrid.

El Gran Hotel Colón, a diez minutos a pie del Retiro, cuenta con dos edificios, Europa y América, comunicados por una galería de arte y un jardín privado. Dispone de 361 habitaciones totalmente equipadas con Internet vía wi-fi, 22 de ellas junior suites y una suite presidencial.

También ofrece 22 salones, con capacidad desde 8 a 350 personas. El más llamativo de todos es el espacio acristalado de la azotea, la sala Nueva York, con unas vistas soberbias de la capital y literalmente bañada en luz.