Expensya crea un bosque en Asturias para compensar las emisiones de carbono

Expensya crea un bosque en Asturias para compensar las emisiones de carbono

Compartir

Expensya ha puesto en marcha un bosque en la localidad asturiana de Llanes para facilitar a sus clientes la compensación de emisiones de carbono. El llamado Bosque Expensya está certificado por Biesca, organismo que mide el impacto de las plantaciones sobre el medioambiente.

 

Según comenta María Teresa Rendo, Senior international Sales Manager de Expensya, “queremos ser más que una herramienta, aportando gestos simples como la reforestación de bosques, que son los mayores reguladores y equilibradores del clima: favorecen las lluvias, generan oxígeno, limpian la atmósfera y son imprescindibles para la vida”.

Junto con Bosquia, empresa social dedicada a la reforestación de terrenos dañados por desastres naturales o por la acción del hombre, la compañía ya lleva plantados 230 árboles y compensadas 85 toneladas de CO2.

A partir de ahora también asocia a sus clientes en la iniciativa. Por cada nueva licencia vendida invertirá 1€ para hacer que el proyecto siga creciendo.

Expensya ofrece soluciones para digitalizar los gastos y reducir al máximo el uso de papel. La empresa recuerda que “cada año se genera más contaminación por la pérdida de bosques que por emisiones de todo el transporte mundial, y un solo árbol puede absorber en el mismo periodo el CO2 que emite un coche que circula entre 10.000 y 20.000 kilómetros anuales”.