Juan Serra: «No queremos hoteles para dormir, desayunar y marcharse»

Juan Serra: «No queremos hoteles para dormir, desayunar y marcharse»

Compartir

La división urbana de Palladium Hotel Group se encuentra inmersa en una nueva aventura: el lanzamiento de Only You como opción para el business travel con toques sofisticados y experienciales. Tras el éxito del Only You Boutique Madrid de la calle Barquillo, que acaba de ampliar su capacidad con un edificio anexo, el grupo ibicenco da un paso más con el Only You Atocha, un espléndido edificio frente a la estación del AVE en Madrid.

Según Juan Serra, director general de Ayre Hoteles y Only You Hotels, el establecimiento, también con interiorismo de Lázaro Rosa-Violán, está ultimando los detalles para su inauguración y va a servir de banco de pruebas para extender el concepto boutique en hoteles de capacidad media. Con 206 habitaciones, el espacio estrella es su galería acristalada en la última planta donde, además de servir desayunos saludables, ofrece unas vistas quitan el hipo.

¿Por qué está apuesta por Only You?
No queremos hoteles anodinos para dormir, desayunar y marcharse. Queremos hoteles con emoción, con un loungedonde ocurren cosas, con ambiente, para que el viajero de negocios al que no le apetezca salir a buscar algo de ocio en la ciudad después de una jornada de trabajo pueda encontrarlo en su hotel. Queremos darle un poco de sal y pimienta a su estancia. En España no existe aún mucha cultura en torno a los hoteles, más allá de un lugar para alojarse.

Todo parte del Only You Boutique Madrid, ¿no?
Así es. El establecimiento de la calle Barquillo, se ha convertido en un referente del lujo experiencial, que no es de las lámparas de cristal de Bohemia, ni el de las moquetas de cinco centímetros. Es el lujo para disfrutar de las pequeñas cosas, del cuidado en los detalles, de la atención del personal sin interferencias… Y el equipo humano está totalmente imbricado en ese concepto. Lo de las estrellas es lo de menos.

Pero en Atocha las dimensiones son otras…
En Barquillo empezamos con 70 habitaciones, aunque ahora, con la ampliación que acabamos de hacer, llegamos a las 125. Todo es más controlable así. Es más fácil mantener una conexión estrecha con el cliente. Pasar a volúmenes de más de doscientas, como ocurre con el de Atocha, implica una orientación híbrida que renuncia a algunos servicios muy exclusivos, propios de un hotel boutique, pero mantiene esos detalles de lifestyle, de hotel con vida local, con actividades, con programación cultural, con elementos saludables, con calidad…

¿Cómo se plantean la expansión de la marca?
El concepto Only You es, hasta cierto punto, difícil de combinar con una expansión acelerada, con hacer caja rápida, porque no es fácil encontrar edificios realmente singulares en capitales interesantes, acometer reformas acordes con su valor arquitectónico y mantener servicios de gran calidad. Vamos a darnos un margen de seis u ocho meses para ver si esto engancha. Aunque en España no hay muchas ciudades que admitan un Only You, tenemos la vista puesta en Barcelona, aunque ahora se encuentre bajo una moratoria hotelera, en el cogollo de Sevilla en torno a la catedral, en el centro de Valencia… También nos encantaría estar en París, Londres o Roma, aunque son capitales complicadas.

¿Qué espacio le queda a Ayre Hoteles?
Ambas marcas se complementan en dos segmentos distintos. Ayre es una marca orientada a los viajes de negocios y reuniones con un concepto más práctico, más funcional. La cadena cuenta con hoteles bien acabados y bien ubicados, en la parte superior de los cuatro estrellas. Por ratio de personal no pueden ofrece el mismo abanico de servicios que un boutique, pero son excelentes para huéspedes que buscan una menor cobertura en la estancia con un mejor precio: buena ducha, buen colchón y buen desayuno. Para los matices está Only You, con un nivel superior y tarifas más altas.