QUITO. Desde la atalaya

QUITO. Desde la atalaya

JAVIER CARRIÓN

Compartir
Cúpula de la catedral de Quito
Cúpula de la catedral de Quito

Sólo por descubrir el bullicioso centro colonial de Quito, protegido por la Unesco desde 1978, merece la pena visitar la capital del Ecuador. Todo su entramado de iglesias, palacios, monasterios y plazas constituyen una joya de estilo virreinal español que se mantiene en un magnífico estado de conservación. Pero eso no es todo. Esta ciudad encajonada entre varios picos andinos se presenta al mundo como uno de los destinos con más proyección MICE de América Latina, aprovechando para esta industria su patrimonio histórico y sus modernas sedes, encabezadas por el reciente Centro de Convenciones Metropolitano.

 

Arquitectura colonial, desarrollo urbano y buenos espacios de encuentro profesional son tres de los puntos más consolidados de la oferta para el segmento MICE de esta privilegiada atalaya en medio de los Andes. Tanto es así que Ecuador recibió el año pasado 19 de los 66 galardones en los World Travel Awards 2019, considerados como los Oscar del Turismo, en la ceremonia que tuvo lugar en La Paz. Por su parte, Quito fue elegido Destino Líder de Sudamérica 2019. Gracias a su posición geográfica, en ‘la mitad del mundo’, con un pie en el hemisferio norte y otro en el sur, la capital simboliza un punto de unión y tránsito.

El aeropuerto internacional Mariscal Sucre, también llamado aeropuerto de Tababela, es la principal puerta de entrada a Ecuador. Fue inaugurado en 2013, a unos 40 km de la capital ecuatoriana, y opera como el principal centro de conexiones para las aerolíneas Avianca,  LATAM, TAME, Air France, Gol y Plus Ultra. De ahí que Quito sea casi siempre el primer destino que se visita del país.

El Centro de Convenciones Metropolitano es el buque insignia de la oferta para reuniones y eventos. El complejo fue concluido en septiembre de 2018 y ocupa 10,75 hectáreas en los terrenos donde se levantó el antiguo aeropuerto de Quito, en el sector del Parque Bicentenario. Sin duda, es uno de los más modernos y funcionales de toda América Latina, con unas magníficas y versátiles instalaciones en un gran entorno natural.

El edificio principal abarca18.000 m2, distribuidos en dos plantas, con capacidad para 13.000 personas, y está conectado a un espacio exterior de 20.000 m2. Dispone de un auditorio multifuncional, completamente equipado, con capacidad para 500 personas que brinda bellas vistas al parque. Subiendo por las escaleras eléctricas o los ascensores que comunican con la planta alta, se halla el Gran Salón Panecillo, de 2.500 m2, que puede subdividirse en cuatro espacios de 625 m2 cada uno, con un cuarto de control independiente y tecnología a la última.

En la parte baja, con un lobby inundado de natural, destaca el salón Mitad del Mundo, de 5.000 m2, preparado para albergar todo tipo de eventos, desde ferias hasta recitales, y que puede transformarse en dos salones de 2.500 m2, con de 7 y 14 metros de altura, respectivamente. También ofrece 1.900 plazas de aparcamiento para facilitar la llegada de sus invitados. El venue está reconocido con la Certificación Internacional de Accesibilidad y Diseño Universal, algo único en esta parte del continente americano.

Otro sitio destacado de la oferta quiteña es el MICE Quorum, un centro de convenciones igualmente muy avanzado desde el punto de vista tecnológico, con un total de 11.000 m2 de espacios repartidos en 27 salones y salas de reuniones, entre otras dependencias, que pueden acoger hasta 3.000 personas. Cuenta además con 2.500 plazas de parking. En su variada oferta sobresale el centro de convenciones, de 8.070 m2, así como el centro de negocios Alfa Point, de 3.430 m2, compuesto por 4 salas de reuniones y 26 oficinas privadas, además de sala de prensa, cafetería y enfermería.

En tercer lugar, figura el Centro de Exposiciones, sito en la Avenida de Amazonas, con dos pabellones significativos: el Simón Bolívar, el más grande del recinto ferial, con sus 2.904 m2, ampliables en otros 600, muy utilizado para todo tipo de muestras; y el Ciudad de Quito, 1.060 m2, el primero de los espacios que se abrió en este recinto.

Otra opción muy apreciada en el mercado MICE de la ciudad es el Mirador del Palacio de Cristal, en el Parque Itchimbía, seguramente el mejor lugar para disfrutar de un amanecer en Quito, a 2.910 metros de altitud, que ya capta anualmente a más de 250.000 visitantes. Los quiteños lo conocen cariñosamente como ‘la gran botica’, pues en sus 54 hectáreas crecen cientos de plantas con propiedades curativas.

MÁS SEDES

La apuesta para reuniones y eventos de Quito no sólo se apoya en las infraestructuras específicas para esta actividad. Sus focos culturales y turísticos se suman como sedes MICE a esta oferta. A la cabeza de todos sobresale la Casa Guayasamín, un museo muy visitado que se encuentra donde levantó su casa y taller entre 1976 y 1979 el artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín. El espacio, abierto en 2012, tiene mucho encanto y posibilidades para la organización de eventos, especialmente en la Capilla del Hombre, un lugar que invita a la reflexión sobre la historia de América Latina. El edificio impresiona por su propuesta arquitectónica, y el interior está a la altura con su colección de cuadros, esculturas y murales.

Otras dos instituciones culturales que alquilan sus dependencias para eventos son la Fundación Filarmónica Casa de la Música y el Teatro Bolívar. La primera cuenta con dos salas para espectáculos, convenciones empresariales, lanzamiento de productos, eventos de carácter social, seminarios y conferencias, con capacidad para 700 y 80 personas, respectivamente. El segundo, un magnífico edificio de 1933, abierto en la calle Espejo, entre Guayaquil y Flores, en pleno centro histórico, está considerado el mayor símbolo de la arquitectura art nouveau de Ecuador.

Este par de propuestas son solo un eslabón del ramillete de espacios singulares de Quito, a los que hay que añadir monasterios y conventos, como los de San Francisco o Santo Domingo; patios, como el Santa Clara; museos y plazas públicas. En los alrededores de la ciudad, las fincas, popularmente llamadas quintas, abren más posibilidades a la actividad MICE de la capital ecuatoriana.

Tres buenos ejemplos son Quinta San Luis, enclavada a 20 minutos de Quito, en el valle de Cumbayá, con sus 40.000 m2 de jardines y espacios verdes; La Lomita, una casa colonial de estilo español que sorprende con  una laguna propia y un amplio espacio para la instalación de carpas; y Quinta El Alcázar, situada en el sector nororiental de Puembo, con una vista espectacular, al pie del cañón del Chiche.

VISITANDO LA CIUDAD

La ciudad, hoy poblada por casi tres millones de habitantes, fue fundada en el siglo XVI sobre las ruinas de un antiguo asentamiento inca y emplazada a 2.850 metros de altitud. Su historia se remonta a los tiempos prehispánicos, cuando los quitu, originarios de la zona de Pichincha, dieron nombre a este lugar rodeado de espectaculares montañas. Fueron las órdenes religiosas con sus construcciones las que acabaron dando forma a esta ciudad que se enorgullece de contar con el centro histórico mejor conservado de toda América Latina.

Ese legado arquitectónico resulta visible en sus calles estrechas y sus amplias plazas. Asombra todavía más cuando el visitante se interna en sus capillas, conventos, monasterios o iglesias. El ornamento interior de todos ellos es riquísimo, especialmente el de la iglesia y el colegio de la Compañía de Jesús, de un barroco esplendoroso, con sus cúpulas verdes y doradas y su estallido de pan de oro, con finas láminas de 23 quilates en cualquier esquina, posiblemente la más bella del Ecuador.

Es sencillo identificarla por su fachada, copia de la iglesia del Gesú de Roma. En su interior sorprende el número de imágenes de la Virgen, encabezadas por la Virgen de Quito, icono de la ciudad, que sirvió de referencia para construir la Virgen Alada y plateada del Cerro del Panecillo.

No le va a la zaga el Convento de San Francisco, el Escorial de Quito, que recuerda de alguna manera en su interior a Sevilla, con una capilla original del Señor del Gran Poder, que procesiona como el andaluz todos los viernes de Pascua por el centro quiteño. Se trata del mayor edificio colonial de la ciudad y su construcción duró 70 años, tras la fundación española de Quito en 1534. Hoy, su salón refectorio, que  servía de comedor para la primera comunidad franciscana de la capital, es utilizado para eventos sociales, culturales y diplomáticos por su capacidad (300-450 personas) y por sus dimensiones (36 metros de largo y 10 metros de ancho).

Muy cerca de San Francisco, en la Plaza Grande o de la Independencia, se advierte que fue en este punto donde comenzó a desarrollarse la ciudad colonial. No solo hay monumentos, como el Palacio de Carondelet o el Palacio Arzobispal, sino que todavía es posible comprobar cómo los quiteños mantienen algunos de sus oficios centenarios.

Relojeros, barberos, vendedores, artesanos y, sobre todo, limpiabotas se ganan sus dólares en cualquiera de las esquinas de esta plaza rodeada de palmeras, buscavidas y bancos para descansar. La visita al palacio presidencial de Carondelet es interesante, porque en su interior vive y trabaja el jefe del Estado, pero resulta más atractiva todos los lunes a las once de la mañana, cuando se produce el cambio de la guardia.

Muy recomendable y original es el tour guiado por las cúpulas de la catedral metropolitana de Quito, advirtiendo previamente de la estrecha escalera de caracol, las cornisas y los estrechos pasadizos que hay que atravesar hasta llegar al tejado. Una vez en las alturas, las vistas de la ciudad son impresionantes. En el interior conviene echar una mirada a la pintura La última cena, con Jesucristo y sus discípulos degustando la carne del cuy o quechua, un popular manjar de la cordillera andina, así como la tumba de Antonio José de Sucre, héroe de la independencia.

LA RONDA Y EL PANECILLO

La calle más antigua y tradicional de la capital ecuatoriana es La Ronda, asociada con la bohemia y el arte del viejo Quito. Conviene recorrer esta vía empedrada para descubrir sus talleres de artesanía, tiendas y restaurantes. Durante décadas, esta calle estuvo abandonada, pero a finales de 2005 la Alcaldía culminó una restauración ejemplar de este espacio, permanentemente vigilado por la policía, que por las noches se llena de vida cuando los músicos tocan y los vendedores de canelazo ofrecen sus bebidas y aguardientes.

Desde aquí se divisa El Panecillo, un mirador rematado por la figura gigante de la Virgen de Quito que se eleva al sur del casco histórico de la capital y representa el límite entre el norte y los barrios meridionales más pobres. La imagen, acabada en 1976, sorprende por su estructura  de piezas de aluminio y sus características físicas: tiene alas, una corona de estrellas y está encadenada a un dragón. El mirador es uno de los lugares más populares entre los quiteños, con puestos de comida y zonas verdes, ya que en los días más claros se divida la cumbre nevada del Cotopaxi, el gran gigante del Ecuador, con sus 5.897 metros de altura, uno de los volcanes activos más altos del mundo.

Al margen de la celebración de eventos, la Casa Guayasamín es quizá el museo moderno más interesante de Quito, pues reúne la obra de del pintor Oswaldo Guayasamín, un artista lleno de sensibilidad, mensaje y actitud política, que falleció en 1999. Toda su colección de piezas precolombinas y de arte religioso que inundan una parte de su casa, de casi 3.000 m cuadrados, es extraordinaria, pero es su atelier el que suele concentrar las miradas, con las piezas y herramientas utilizadas por el maestro y un magnífico retrato de Paco de Lucía con su making off. Junto a la casa se halla el Árbol de la Vida, donde reposan sus cenizas, y la Capilla del Hombre, una de las obras más admiradas del arte en Sudamérica, homenaje al sufrimiento de los indígenas del continente americano.

Desde el centro resulta muy sencillo visitar el Pichincha, un volcán que se levanta al oeste de la ciudad, gracias al popular TelefériQo (sí, con Q de Quito) que conduce hasta Cruz Loma en 18 minutos. La panorámica es fascinante y, si el día está despejado, se pueden observar también los volcanes de Cayambe, Antisana y Cotopaxi en todo su esplendor. Una estampa verdaderamente imponente.

MÁS INFO
www.quitotravel.ec

MARÍA BELÉN PACHECO
DIRECTORA DE MERCADO DE QUITO TURISMO


«Por nuestra situación privilegiada,
Quito es un lugar único en el mundo»

 

María Belén Pacheco
María Belén Pacheco

¿Por qué viajar a Quito?
Quito es la ciudad del centro del mundo, la puerta de entrada al Ecuador megadiverso. Por nuestra situación privilegiada, es un lugar único en el planeta. También están nuestro clima, nuestra geografía, nuestra gente y porque ofrecemos excelentes servicios para el turismo en general y la actividad MICE en particular.

¿Qué es lo que más impresiona al llegar a la capital ecuatoriana?
Quizás el hecho de que solo tenemos dos estaciones, verano e invierno, que se diferencian por la lluvia. Quito está llena de vida los 365 días del año. Cuando nuestros visitantes vienen se sorprenden por sus montañas, por la energía que se respira en la capital y por el patrimonio que tenemos, reconocido por la Unesco, un total de trescientas hectáreas que constituyen el área mejor conservada de estas características en América Latina.

¿Cuáles son las líneas generales de su estrategia para el turismo de reuniones?
En Quito está activo un plan estratégico de desarrollo del turismo hasta 2021. Después del desarrollo de la conectividad y del marketing, uno de nuestros ejes de trabajo más importantes es el del turismo de reuniones. Nuestro plan principal es conseguir atraer inversiones en la ciudad.

¿Qué diferencia a Quito frente a otros destinos americanos?
La ventaja más significativa es nuestra posición geográfica, que nos brinda un excelente clima, buenos productos, flores, un chocolate exquisito… Y, naturalmente, el magnífico patrimonio cultural de la ciudad, que se combina con un patrimonio medioambiental extraordinario. Tanto es así que el 83% del Chocó Andino, la séptima reserva de la biosfera de Ecuador, creada hace un par de años, se encuentra en la ciudad de Quito.

¿Cómo es la oferta de hoteles y conexiones aéreas?
Ofrecemos once mil habitaciones, entre los hoteles de menor categoría y los de cinco estrellas, suficiente para recibir a nuestros huéspedes. En cuanto a la conectividad, puedo asegurar que ha mejorado mucho. Hemos abierto recientemente conexiones directas con Francia y Países Bajos y mantenemos tres líneas directas con España a través de Iberia, Air Europa y Plus Ultra.

RECOMENDADOS

EXCURSIÓN AL COTOPAXI
En el Parque Nacional Cotopaxi se alza el volcán más famoso del Ecuador. El acceso desde la capital es muy sencillo y la ascensión hasta cumbre, a casi 6.000 metros de altura, resulta una experiencia imborrable para el que la culmina. Se pueden dar también paseos a pie o en bicicleta sin llegar a la cima, descubriendo rocas volcánicas, caballos salvajes autóctonos de la zona y tomando fotografías. Antes, resulta interesante pasar al centro de visitantes para conocer mejor la fauna y la flora del área y saber cómo es la intensa actividad volcánica del país.

MERCADO DE OTAVALO
A poco más de cien kilómetros de Quito se levanta este mercado de artesanía, uno de los más famosos de Sudamérica, en un área donde la población indígena (otavalos o kichwa) es mayoritaria. El sitio está lleno de colorido y sabor local, con una idiosincrasia muy marcada por las largas trenzas de los hombres y los dorados collares de múltiples vueltas de las mujeres. Además de zambullirse en su ambiente, es ideal para comprar alfombras, objetos tradicionales, ponchos, bufandas, bisutería y piezas de arte folclórico. Aunque está abierto durante toda la semana, el día más recomendable para la visita es el sábado.

EL VIEJO QUITO
El casco histórico colonial de Quito fue el primero que reconoció la Unesco como Patrimonio Mundial en 1978. La mejor manera de disfrutarlo es con un tranquilo paseo a pie por sus calles, plazas y monumentos. Durante el recorrido hay que entrar en sus iglesias, conventos, monasterios y capillas que se despliegan desde la Plaza Grande, el lugar donde se levanta la Catedral Metropolitana, que alberga la tumba de Antonio José de Sucre, el gran héroe de la independencia. Durante el paseo se atraviesa también el mercado central para probar el canelazo, una de las bebidas más tradicionales de la sierra ecuatoriana.

NH COLLECTION QUITO ROYAL *****
A tres kilómetros del centro histórico de Quito, junto al World Trade Center, este hotel de 124 habitaciones puede organizar eventos para 200 personas en sus siete salas de reuniones, renovadas y muy luminosas. El gimnasio del hotel es de acceso gratuito para los huéspedes e incluye máquinas de entrenamiento cardiovascular y equipos de pesas, junto con agua y toallas de cortesía. Su Café Royal ofrece cocina ecuatoriana e internacional. En sus alrededores se pueden encontrar numerosos bares tradicionales.
Cordero, 444 – Avenida 12 de Octubre
Tel. +593 2 223 3333
www.nh-collection.com

CASA GANGOTENA *****
Magnífico hotel boutique en un edifico del siglo XVIII, reconstruido completamente en 1914 tras un pavoroso incendio, situado en la plaza de San Francisco. El único establecimiento de la cadena Relais & Chateaux en Quito es una mansión señorial que ofrece una imponente fachada neo renacentista en medio de estupendos jardines. Su decoración interior es una delicia, con esculturas de porcelana art nouveau, arañas de cristal, elegantes cortinas y una fabulosa colección de orquídeas. En sus señoriales salones se organizan eventos de hasta 50 personas.
Bolívar, Oe6-41 y Cuenca
Tel. +593 9 714 6787
www.casagangotena.com


BEST WESTERN PLAZA *****
Hotel de lujo de 116 habitaciones y suites en el centro financiero, comercial y económico de la capital, a solo diez minutos del casco histórico de la capital ecuatoriana. Cuenta con 12 salones para convenciones y eventos, el mayor de todos de 785 m2, con capacidad para 1.200 personas. Su restaurante regala unas magníficas vistas de El Panecillo, el parque Metropolitano y el parque La Carolina.
Av. Shyris, N37-53 y Naciones Unidas
Tel. +593 2 244 5305
www.bwcplazahotel.com

LA LEÑA QUITEÑA
Restaurante típico en La Ronda, la calle más popular de Quito, con comida tradicional y especializado en carnes. Sus platos más populares son el cuy y la humita, elaborada con maíz y queso, acompañados de una buena chicha. En su planta superior destaca su terraza al aire libre con magníficas vistas a El Panecillo.
Juan de Dios Morales y Guayaquil
Tel. +593 2 228 9416
lenaquitena@hotmail.com

CAFÉ DEL FRAILE
Abierto en 2002 en el Palacio Arzobispal, uno de los lugares coloniales más bellos del centro histórico de Quito, frente a la Plaza Grande, sirve platos típicos como el churrasco, el tortillón, la fritada y el seco de chivo, la creación preferida de su chef. También se pueden degustar ensaladas, hamburguesas, ceviches, sándwiches y platos a la parrilla. Desde su balón se puede apreciar un bellísimo patio antiguo, coronado por una pileta de agua.
Chile OE 422 y Venezuela
C.C. Palacio Arzobispal
Tel. +593 2 251 0113
www.cafedelfraile.com

CAFÉ MOSAICO
Alexander y Lidia Karras, dos neoyorquinos con raíces italianas y griegas, abrieron en 2003 este café restaurante que regala una maravillosa vista panorámica de Quito. El local ofrece el mejor café expreso de la capital, pero también merece la pena probar su propuesta gastronómica, que incluye un menú vegano y una sucesión de platos de comida ecuatoriana, griega y mexicana. En su interior se organizan también actuaciones musicales en vivo los viernes y sábados.
Manuel Samaniego, N8-95
Tel. +593 2 254 2871
www.cafemosaico.net

ACCESOS
El aeropuerto internacional Mariscal Sucre es el centro de una moderna y eficiente red vial que lo conecta con la ciudad y los valles cercanos. En condiciones de tráfico moderado, el traslado al centro puede llevar de 35 minutos a 50 minutos. Hay un servicio de autobuses que opera de lunes a viernes de 3:30 a 23:30h cada media hora y los sábados y domingos de 4:00 a 22.30h cada hora. Su precio es de 8 USD por trayecto (www.aeroservicios.com.ec). Otra alternativa es el taxi con, un precio aproximado entre 25 y 30 USD.

DOCUMENTACIÓN
Pasaporte en vigor con al menos seis meses de validez desde la entrada al país.

SANIDAD
No hay vacunas obligatorias, aunque es recomendable la de la fiebre amarilla si se pretende viajar a la zona amazónica del país. Conviene tomar algunas precauciones con el agua. La del grifo puede originar problemas estomacales, por lo que es mejor optar por la embotellada y evitar los cubitos de hielo. También hay que tener cuidado con los alimentos crudos y con la radiación solar.

HORARIO
GMT-5 en todo Ecuador, salvo en Islas Galápagos (GMT-6).

ELECTRICIDAD
120V 60Hz. Enchufes tipo A/B. Se requiere adaptador.

MONEDA
Desde septiembre de 2000, el dólar estadounidense es la moneda oficial de Ecuador. Se recomienda llevar dólares, mejor que euros, y disponer de una tarjeta de crédito internacional. Para viajar por el resto del país es mejor cambiar dinero en las ciudades importantes, como Quito, Guayaquil o Cuenca.

CLIMA
Quito se caracteriza por tener un clima ecuatorial con dos temporadas, la seca y la de invierno, con abundantes lluvias. La época de mayor turismo va de mediados de junio a septiembre, así como desde finales de diciembre hasta principios de enero. Para disfrutar del sol es recomendable el viaje entre junio y agosto. Las temperaturas oscilan entre los 20 °C y los 33 °C en la zona de la costa y la de oriente, mientras que en las áreas de montaña se sitúan entre los 8 °C y los 26 °C. De Quito se dice que disfruta de un clima primaveral durante todo el año, aunque quizás la mejor época para el viaje es en verano, pues las temperaturas son bastante templadas y es más difícil ser sorprendido por una tormenta.

GASTRONOMÍA
Pescados y mariscos frescos, frutas tropicales y las recetas del campo andino constituyen la base de la propuesta culinaria de Ecuador. El maíz es el ingrediente más utilizado en la cocina, junto a la patata procedente de los Andes. Entre los platos más populares figuran el hornado (cerdo asado); el estofado de chivo; el cuy (conejillo de indias); las sopas y caldos, como el yahuarlocro, de papas y carne; los llapingachos (tortillas asadas hechas con patata, huevos fritos, carne asada, aguacate y chorizo) y los higos con queso… En el apartado de bebidas se produce una magnífica cerveza artesanal, aunque lo más popular es el canelazo, elaborado a base de jugo de naranjilla, panela y agua de canela. Como se toma caliente es perfecto para combatir el frío de la sierra andina.

SEGURIDAD
Se recomienda no presentar símbolos exteriores de riqueza, no abandonar maletas, bolsos y pertenencias sin vigilancia, utilizar las cajas fuertes de las habitaciones de los hoteles y llevar consigo una fotocopia del pasaporte.

MÁS INFO
www.quitotravel.ec