PILAR LAMAS. Travel manager de Insud Pharma

PILAR LAMAS. Travel manager de Insud Pharma

Compartir
Pilar Lamas_Insud Pharma
  1. De agente de viajes a travel manager: ¿doble salto mortal?
    ¡Todo lo contrario! Haber trabajado como agente de viajes y en aerolíneas hace que ese salto sea más liviano. Me permite tener una visión más amplia de la industria y mayor entendimiento del sector. Me considero una privilegiada.
  2. ¿Qué cualidades son necesarias para desempeñar bien su trabajo?
    Sentir pasión y prestar atención al detalle. En un viaje, pensar en el antes, el durante y el después es importantísimo. También hace falta capacidad de diálogo y eficiencia, así como habilidad para transmitir conciencia de ahorro, seguridad y confianza a los viajeros.
  3. ¿Cómo ha conseguido formarse?
    Con mucho esfuerzo, con prueba/error, con perseverancia y siempre con la idea de superarme cada día. Soy inconformista y busco la excelencia.
  4. Desde fuera, las farmacéuticas parecen como de otra casta en el mundo del MICE…
    Esta etiqueta es un lastre que se lleva arrastrando durante mucho tiempo. Los tiempos han cambiado. Las farmacéuticas demandan ahora hoteles de menos lujo. Además, la optimización de costes en los viajes individuales se ha transferido a la gestión de Meetings & Events.
  5. ¿Saca el látigo a menudo para hacer cumplir la política?
    El chasquido del látigo no va conmigo. Soy una persona bastante conciliadora. Muchas veces un café y una charla despejan las dudas y disipan los malos entendidos.
  6. ¿Las agencias siguen siendo necesarias?
    Son indispensables. Deben ser aliados y partners estratégicos alineados con los objetivos de la compañía. La comunicación, la transmisión de información y el buen entendimiento son clave.
  7. ¿Cómo hacen las mujeres viajeras para no morir en el intento?
    Nunca he apreciado diferencias por cuestión de género. En todos los viajes cuidamos de la seguridad ante todo, además del confort. Para mí es una obligación moral.
  8. ¿Sus viajeros practican el ‘bleisure’?
    Naturalmente, ¿por qué no? Me parece una idea fantástica. Estoy a favor siempre que no afecte al presupuesto ni a la productividad y se exonere a la empresa de responsabilidad en el periodo de disfrute personal.
  9. Algunos se quejan de que la geolocalización permanente invade su intimidad…
    Hasta ahora no me han llegado quejas. Si fuera así, explicaría al viajero que el fin que se persigue no es otro que velar por su propia seguridad.
  10. ¿Cuál va a ser su caballo de batalla de cara a las negociaciones con proveedores para el próximo ejercicio?
    Me baso en criterios básicos: volumen, previsión y consolidación son las mejores bazas para negociar. La meta es siempre la misma: buscar el ahorro sin pérdida de confort. Para ello es muy importante tener un buen conocimiento de las tarifas y saber cómo aplicarlas en cada caso.
  11. ¿Usted es más de tarifas estáticas o dinámicas?
    El abanico de familias tarifarias es inmenso y esto añade una gran complejidad a nuestro trabajo. Deberían ser más claras y adaptables a cada tipología de viaje y viajero.
  12. Qué gran invento la clase Turista Premium…
    Totalmente de acuerdo. Hace felices a muchos que no pueden optar a la Business en los vuelos de largo radio a un precio razonable.
  13. Las nuevas formas de pago, ¿complican el control administrativo?
    Para nada, lo facilitan. Hemos ganado agilidad, seguridad, comodidad y transparencia en las transacciones.
  14. ¿Algún criterio medioambiental a la hora de contratar?
    Tratamos de inculcar una conciencia ecológica y social en los viajeros. El compromiso con el medio ambiente es cada vez mayor. Es el futuro.
  15. ¿Qué aplicaciones son realmente útiles para los viajes de empresa?
    Todas aquellas que proporcionen información valiosa del viaje, como requisitos del destino, vacunas o visados, y que alerten mediante geolocalización de imprevistos en tiempo real.
  16. ¿El business travel se puede llevar bien con eso que llaman ‘consumo colaborativo’?
    Todo aquello que ayude a las empresas a gestionar mejor los programas de viaje debe ser bienvenido. Aunque la apuesta por estos nuevos modelos cada vez es mayor, todavía deben ganarse la confianza del viajero de negocios.
  17. Para moverse por las ciudades, ¿taxi, VTC o transporte público?
    La clave es ofrecer diferentes soluciones de movilidad global y valorarlas en función de la comodidad, el ahorro y la facilidad de uso.
  18. La justificación de los gastos es siempre engorrosa. ¿Cuántos recibos se pierden por el camino?
    Por suerte, nuestros viajeros son muy cuidadosos en este sentido.
  19. ¿Cuál es el peor incidente al que ha tenido que enfrentarse?
    No hemos tenido que lamentar ninguno grave. Las peores situaciones son aquellas en las que la solución está en manos de terceros, ya que generan mucho estrés en el viajero. Cuando la intervención del travel manager es necesaria deben sentir todo tu apoyo.
  20. Después de gestionar tanto viaje, ¿le quedan ganas para organizar los suyos?
    ¡Por supuesto! Viajar es un placer y siempre quedan ganas. Lo que falta es tiempo.