Viajes corporativos: oportunidades después de la crisis

Viajes corporativos: oportunidades después de la crisis

Compartir
Viajes corporativos crisis coronavirus oportunidad BizAway

Desde BizAway señalan que el sector de los viajes corporativos resurgirá tras la crisis pues, como hasta ahora, seguirán siendo un pilar fundamental en las empresas.

La crisis del coronavirus está produciendo grandes alteraciones sociales y económicas a nivel global. Se trata de una alerta sanitaria excepcional, de la que no existen precedentes, y cuya evolución es altamente cambiante, lo que provoca incertidumbre.

En lo que respecta a los viajes de negocios, según GEBTA, hasta la semana pasada se habían cancelado el 95% de los viajes de negocio a China y el 51% de los desplazamientos a Europa. Una situación que obviamente ha empeorado después de las restricciones para volar desde o hacia la Unión Europea y España.

A pesar de las pérdidas e incertidumbre Luca Carlucci, CEO de BizAway -la plataforma que facilita y automatiza la gestión de viajes corporativos- augura una “recuperación total cuando pase la epidemia, como ha venido sucediendo a lo largo de los años con las diversas crisis globales sufridas

Carlucci basa esta estimación en que los el sector de los viajes corporativos ya se ha enfrentado a otras crisis como la del SARS, MERS, la gripe aviar, la porcina o el Zika. Señala también otros acontecimientos como el 11S o la crisis financiera de 2008 de los que también salió el sector.

“De todas estas crisis, el sector de viajes de negocios no solo ha sabido recuperarse, sino que ha resurgido siempre al alza y ha mantenido a lo largo de los años una tendencia positiva, a pesar de los grandes desafíos”, comenta Carlucci.

Desde 1998, la curva del sector siempre ha ido en aumento, incrementando el número de viajes de negocios año tras año a pesar de convivir con epidemias, atentados o crisis que han ido afectando a las compañías de forma global: “mientras en 1998 los viajes de negocios no alcanzaban los 600 millones de viajes, en 2017 ya se doblaban, superando los 1.200 millones, y la estimación es que en 2024 se alcancen los 1.540 millones y en 2029, 1.819”, argumenta Carlucci.