Globalia después de la venta de Air Europa: ¿y ahora qué?

Globalia después de la venta de Air Europa: ¿y ahora qué?

Compartir
Globalia después de Air Europa Be Live Hotels tren

La venta de Air Europa a IAG ha supuesto un punto de inflexión para la compañía de los Hidalgos. En el horizonte, un nuevo objetivo: el tren. Y consolidar el negocio hotelero bajo la marca Be Live Hotels.

Juan José Hidalgo fundó en 1971 un grupo turístico que con lo años se ha convertido en uno de los pesos pesados del sector en España y en el mundo. Hasta el lunes 4 de noviembre, Globalia estaba integrada por Air Europa, una división mayorista y otra minorista -Viajes Halcón, Ecuador y Travelplan-, la marca Be Live Hotels así como otras dos unidades destinadas a dotar de infraestructuras a los destinos donde Globalia opera y a prestar servicios en tierra a la compañía aérea.

La venta de Air Europa a IAG por 1.000 millones de euros ha supuesto un antes y un después para la compañía que ahora lidera Javier Hidalgo. Y también sobre la mesa, la previsible fusión de Halcón Viajes y Travelplan con Ávoris, la división minorista de Barceló.

Con unos ingresos de 1.500 millones de euros en 2018, la división minorista (agencias de viajes) y mayorista (touroperación) de Globalia representa el 38% del total de la facturación que obtuvo el grupo el pasado año. Y en cuanto a la división hotelera, en 2018 su cifra de negocio superó los 132 millones de eruos con una ocupación media superior al 78%, aportando un EBITDA al grupo de 13,3 millones de euros.

La pregunta es: después de los últimos movimientos, ¿qué va a pasar con Globalia?

LA APUESTA POR BE LIVE HOTELS

Según informaciones de Europa Press, la nueva dirección de Globalia tendría ahora la vista puesta en su negocio hotelero, que aunque supone una parte reducida del negocio ha registrado un incremento exponencial a lo largo de los últimos años.

Bajo la marca Be Live Hotels, la red de alojamientos de cinco y cuatro estrellas suma más de 10.000 habitaciones en 34 establecimientos repartidos por España ( (Península, Baleares y Canarias), Portugal, Marruecos, Cuba, República Dominicana y Colombia.

La cuestión ahora es el modelo de negocio, ya que el planteamiento era abrir un hotel en cada destino al que volara Air Europa.De esta forma el paquete turístico que incluye vuelo con Air Europa y hotel con Be Live vendido a través de Halcón Viajes tendrá que ser replanteado.

ADIÓS A LOS AVIONES, HOLA AL TREN

Según Europa Press, el dinero obtenido de la venta de Air Europa podría servir para diversificar el negocio del grupo Globalia hacia la alta velocidad ferroviaria. No hace mucho que se conoció su participación en uno de los cuatro consorcios (junto a Talgo y el fondo Trilantic) que competirá con Renfe por la liberalización del ferrocarril. Talgo también ha confirmado que ha presentado una oferta para adjudicarse capacidad en los corredores de alta velocidad en los que comenzarán a operar los competidores de la operadora pública, en un consorcio donde estaba presente Globalia con una participación minoritaria.

Está previsto que a mediados del próximo mes de diciembre el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) dé a conocer la adjudicación de capacidad, una vez presentadas las ofertas. Si el grupo en el que se incluye Globalia se adjudica el contrato la compañía se introduciría de este modo en el negocio ferroviario español.

Globalia también cuenta con una división de autocares que en 2018 siguió apostando por la próxima incorporación de nuevas rutas y por consolidar las existentes un total de ocho.

LA VIDA SIGUE IGUAL

En cualquier caso, la venta de Air Europa está pendiente de aprobación de las autoridades de competencia europeas. Las directrices en Globalia es, hasta que se materialice, seguir exactamente igual que antes. Lo que supone: impulsar negocios, abrir nuevas rutas y trabajar con socios.

Y aunque es más que previsible que una vez se confirme la venta de Air Europa a IAG la aerolínea abandone la alianza SkyTeam, el acuerdo de joint venture firmado el pasado verano con Air France-KLM para operar rutas con Latinoamérica sigue en marcha. De momento no habrá ningún cambio en ese sentido. Dicha alianza tenía como objetivo mejorar las conexiones con vuelos directos entre Europa y América Latina, ampliar la oferta de ambas aerolíneas y abrir nuevas rutas.